90 años haciendo divino lo humano

El 2 de octubre de 1928 un joven sacerdote vio lo que Dios le pedía. Un cambio, un mensaje para cientos de miles de personas y que trascendería para toda la eternidad: todos los cristianos estamos llamados a la santidad.

El Opus Dei en México