Un libro para ahondar en el espíritu de san Josemaría

Ediciones Rialp ha lanzado la edición crítico-histórica de 'Amigos de Dios', el volumen de homilías escritas por san Josemaría sobre las virtudes teologales y naturales, que fue publicado por primera vez en 1977. Supone una hermosa síntesis del mensaje del fundador del Opus Dei acerca de la llamada universal a la santidad.

Opus Dei - Un libro para ahondar en el espíritu de san Josemaría

Descarga en PDF el prólogo del prelado del Opus Dei.

Enlace para adquirir Amigos de Dios (Edición crítico-histórica), de Ediciones Rialp.

'Amigos de Dios' (escrivaobras.org)


Antonio Aranda acaba de publicar la edición crítico-histórica del libro 'Amigos de Dios', sexto volumen de la primera de las series (obras publicadas) que integran la colección Obras Completas de san Josemaría Escrivá de Balaguer.

Como manifiesta Mons. Fernando Ocáriz en su prólogo: “La presente edición crítico-histórica de 'Amigos de Dios' da acceso a un nuevo nivel de lectura de este libro. Con sus notas y comentarios, Antonio Aranda da razón de los avatares de cada homilía. Su reflexión teológica, además, tiene el gran don de mostrar el todo en el detalle: tantas veces sus observaciones ayudan a descubrir el planteamiento de fondo de san Josemaría en los pliegues de una frase”.

En sintonía con la tradición cristiana, san Josemaría enseña que la perfección cristiana reside en la propia conformidad con Jesucristo. Estamos llamados a ser “otros Cristos, el mismo Cristo, ipse Christus”. Esto implica, entre otras cosas, que cada cristiano ha de adquirir las disposiciones de Jesucristo y hacerlas suyas. Se puede decir, por tanto, que es a través de la posesión de las virtudes como la persona alcanza esta conformidad con Cristo que es la perfección cristiana.

“La lectura de esta nueva edición de Amigos de Dios permitirá ahondar en el espíritu de san Josemaría. Deseo, además, que quienes ya conocemos el libro —que quizá leímos por primera vez hace muchos años— renovemos aquella impresión profunda que en su momento seguramente nos dejó en el alma”, acaba escribiendo Mons. Ocáriz en su Prólogo a esta “Edición crítico-histórica de Amigos de Dios”.