El prelado del Opus Dei a las familias: «Procurad rezar más por el Papa»

Monseñor Fernando Ocáriz presidió en Torreciudad la Jornada Mariana de la Familia, y recordó que «sin unión con el Papa no seríamos Iglesia. Sin él no podemos estar unidos a la persona de Cristo, y eso independientemente de quien sea la persona concreta del Papa en cada momento»

Revista de prensa
Opus Dei - El prelado del Opus Dei a las familias: «Procurad rezar más por el Papa»Foto de Álvaro García Fuentes.

Alfa y OmegaEl prelado del Opus Dei a las familias: «Procurad rezar más por el Papa» (Descarga en PDF)

«Rezad por el Papa. Procurad rezar más por el Papa. El Santo Padre tiene sobre sus hombros y sobre su alma un peso enorme», dijo el prelado del Opus Dei, monseñor Fernando Ocáriz, ante las 16.000 personas procedentes de todos los puntos de España que se han congregado este fin de semana en la Jornada Mariana de la Familia que se ha celebrado en Torreciudad.

El Papa es la cabeza visible de la Iglesia, el sucesor de Pedro, y sin él no hay unión posible con Jesucristo

«Sabéis que en la Iglesia hay muchos problemas y dificultades que el Papa debe abordar –continuó el prelado durante la tertulia que tuvo lugar en la tarde del sábado–, y sabéis que él pide siempre, en sus encuentros con la gente y en sus documentos, que recemos por él. El Papa cuenta con la oración de todos los hijos e hijas de la Iglesia».

En este sentido, monseñor Ocáriz recordó las reflexiones de Benedicto XVI sobre la figura del Pontífice, afirmando que «sin unión con el Papa no seríamos Iglesia. Sin él no podemos estar unidos a la persona de Cristo, y eso independientemente de quien sea la persona concreta del Papa en cada momento. Porque el Papa es la cabeza visible de la Iglesia, el sucesor de Pedro, y sin él no hay unión posible con Jesucristo».

La unidad en la familia

Además de su petición de oración por el Papa, Fernando Ocáriz abogó por la unidad de la familia, porque «el Señor quiere que seamos uno, también en la familia, para que vivamos también nosotros la unidad de Dios, que es amor infinito».

Padres e hijos: comprendeos y perdonaos. Y sacad la fuerza para ello de la Eucaristía y de la Penitencia

Advirtió asimismo de que «el amor no es solo un sentimiento. El amor es entrega, desear el bien de los que te rodean, intentar comprender…». Y pidió a las familias: «Padres e hijos: comprendeos y perdonaos. Y sacad la fuerza para ello de la Eucaristía y de la Penitencia», al mismo tiempo que recomendó a todos rodearse «del testimonio y de la amistad de otras familias, para contagiar a los demás la alegría que nos da Jesucristo».

Nuevos presbíteros

Además del encuentro de familias, Torreciudad acogió el domingo la ordenación sacerdotal de tres nuevos presbíteros, en una celebración presidida por el obispo de Cuenca, monseñor José María Yanguas.

El obispo de Cuenca destacó que el sacerdocio «no es oficio de media jornada, es vocación, pasión que consume, ambición de llegar a todos»

Los nuevos sacerdotes son los españoles Javier Pérez León, diseñador gráfico de 55 años –durante años para la revista Mundo Cristiano–, el filólogo de 57 años Gabriel Robledillo, y el mexicano Emanuel Estrada, también filólogo, nacido en Monterrey hace 52 años.

El obispo de Cuenca destacó que el sacerdocio «no es oficio de media jornada, es vocación, pasión que consume, ambición de llegar a todos», y les pidió ser «sacerdotes alegres, llenos del amor de Dios, deseosos de sacrificaros sin reservas, asumiendo gozosamente vuestro nuevo oficio y poseídos por la alegría del Evangelio, como nos pide el Papa Francisco».

  • Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo
  • Alfa y Omega