Con mis amigos del barrio

Curso básico de formación con mis amigos de la niñez en Barranquilla, Colombia.

Opus Dei - Con mis amigos del barrioCentro Cultural Astilleros, Barranquilla

Por Reinaldo Gómez Pérez

Con mis vecinos del barrio en el que vivimos nuestra niñez y juventud en Barranquilla, hemos mantenido una amistad que aún persiste. Tenemos un grupo por whatsapp donde a diario compartimos, desde los buenos días hasta las buenas noches. En el transcurso del día, aparecen anécdotas, recuerdos, comentarios de política, noticias de actualidad y vivencias del barrio que alguno comunica, ya sea porque sigue viviendo en el sector o nuestros parientes aún viven en él.

Durante este tiempo de confinamiento a raíz del covid-19, alguno del grupo lanzó un comentario apocalíptico sobre la realidad del momento, otro refutó e hizo un comentario despectivo. Justo, en ese instante, ingresé al chat y sentí la necesidad de poner a consideración del grupo, el inicio de un curso básico de formación. ¿Qué les parece si, durante este tiempo de QUEDATE EN CASA, nos formamos a través de un curso de formación humana y cristiana con base en el Catecismo de la Iglesia católica? ¡Lancé la red! Y comenzaron a “caer” los peces: “Yo me apunto”, dijo el primero, y luego el otro, y así iniciamos con 12 personas el pasado 25 de marzo. El encuentro se daba todos los días, por zoom, a las 5:00 PM.

Ceremonia de entrega de certificados.

Con base en un guion sobre el curso de formación doctrinal publicado en la web de la prelatura del Opus Dei, comenzamos día por día, a ver los mandamientos, los sacramentos y otros temas con base en el Catecismo de la Iglesia Católica.

Clase a cargo del Padre Lope Carvajal sobre historia de la Iglesia católica.

Comenzábamos a las 5:00 pm y terminábamos bordeando las 7:00 pm. fueron 55 horas de formación que culminamos el pasado 24 de abril en una ceremonia virtual con entrega de certificados. ¡Una experiencia inigualable! ¡Un crecimiento personal de manera extraordinaria para todos mis amigos de infancia! Los testimonios son acogedores. En cada jornada formativa, se fueron uniendo algunas esposas e hijos, quienes también recibieron su certificado.

Modelo de certificado entregado a cada uno de los asistentes al curso básico.

El día 25 de abril fue la ceremonia de clausura en la cual participó el director del Centro Cultural Astilleros. Se les hizo entrega y en forma de modo virtual de los certificados y quedaron una serie de compromisos:

  • El día lunes 27 de abril inicia el segundo curso de formación. - “Tenemos que continuar. No podemos quedarnos solo con este curso”, aseguró Ismael, uno de los participantes.
  • “Una vez se levante el confinamiento, todos debemos ir a misa juntos, en familia” Esta iniciativa propuesta por Cesar Manuel, quien trabaja en salud ocupacional en una universidad en Barranquilla, dio pie para que el Director del Centro se comprometiera a que la Misa se hiciera en el oratorio del Centro Cultural Universitario Astilleros.

¡Qué experiencia tan extraordinaria de dar doctrina en un entorno de amistad!