Un día con san Pablo VI

Con ocasión de la canonización de Pablo VI, publicamos un vídeo que narra su visita al centro ELIS (Roma) y otros recursos sobre el pontífice.

Del Papa

«Supliquemos a Pablo VI por los hogares del mundo»: Palabras del anterior prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría, sobre el espíritu de servicio de Pablo VI, su caridad pastoral y su solicitud por los más humildes.

El beato Pablo VI, san Josemaría y el beato Álvaro: historia de una vieja amistad: Cosimo Di Fazio, historiador miembro del Instituto Histórico San Josemaría Escrivá, relata algunos encuentros del beato Pablo VI con el fundador del Opus Dei.

Pablo VI y san Josemaría: Algunos recuerdos de los encuentros entre el Pontífice y el fundador del Opus Dei, en los que se revela el amor a la Iglesia de ambos.


Biografía de Pablo VI

Giovanni Battista Montini -Pablo VI- nació en Concesio, localidad de la región italiana de Lombardía, próxima a Brescia, el 26 de septiembre de 1897. Falleció en Castelgandolfo en el atardecer de la fiesta de la Transfiguración del Señor (6 de agosto) de 1978. Fue ordenado sacerdote el 29 de mayo de 1920 y obispo el 12 de diciembre de 1954. El 15 de diciembre de 1958 fue creado cardenal, el primero de la lista de los primeros cardenales del Papa santo Juan XXIII. Era desde 1954 arzobispo de Milán, donde permaneció hasta su elección a la sede de Pedro, el 21 de junio de 1963.

En 1922 ingresó en el cuerpo diplomático de la Santa Sede. Tras seis años en Varsovia, fue trasladado a Roma y sirvió en la Curia Romana hasta 1954. En 1952 fue nombrado por Pío XII prosecretario de Estado. Trabajó también en la pastoral juvenil y universitaria y en la Acción Católica.

Ya Papa, prosiguió, impulso y coronó el Concilio Vaticano II, puso en marcha sus primeras reformas, propició el ecumenismo y el diálogo interreligioso y emprendió viajes apostólicos a varios continentes. Fue autor de siete encíclicas y gran apóstol del diálogo y del acercamiento a la cultura contemporánea. Fue beatificado por el Papa Francisco el 19 de octubre de 2014, en la misa de clausura de un Sínodo de los Obispos, institución promovida por Pablo VI en 1965.


Oración a Pablo VI
Señor Jesús , te damos gracias por el testimonio luminoso del Papa Pablo VI,
que nos donaste como servidor del Evangelio y Pastor universal.
Su amor ardiente por Ti, su pasión por el bien de tu Iglesia,
su sabiduría y su equilibrio en los momentos de tensión han orientado nuestro camino en los gloriosos años del Concilio y en aquellos nada fáciles que luego siguieron. Su diálogo apasionado con la cultura en busca de la verdad, su acción infatigable por la paz,
su valiente defensa del valor de la vida, su volverse peregrino tras las huellas del apóstol de las gentes,
su voz profética al proclamar la civilización del amor son aún hoy signos luminosos para la Iglesia y para nuestro tiempo.
Muestra tu benevolencia hacia nosotros y, si así lo deseas, glorifica a tu siervo el Papa Pablo VI,
para que su recuerdo resplandezca ante toda la Iglesia como estímulo a un camino regocijante de fe, a una íntegra comunión eclesial, a un testimonio misionero fiable y apasionado.
Amén.