Bucaramanga: amistad y fraternidad en época de pandemia

Por medio de una reunión semanal en familia por google meet, supernumerarios de Bucaramanga, Colombia, procuran vivir más intensamente la amistad y la fraternidad

Opus Dei - Bucaramanga: amistad y fraternidad en época de pandemia

Por Jorge Márquez

Vivimos en Bucaramanga, una ciudad pequeña, en la que para cumplir con la cuarentena como ha ordenado la autoridad civil, no debemos salir de casa. Por eso, hace unas semanas, cuando era un hecho que venía ese periodo de aislamiento en casa, estábamos buscando el medio a utilizar para poder tener una reunión semanal formativa que, en condiciones normales, tenemos los miembros Supernumerarios de la Obra en nuestro Centro.

Una opción que habíamos explorado, y que resultaba sencilla, era el transmitir las reuniones haciendo streaming. De esa forma, todos podían recibir la formación que se iba impartiendo. Sin embargo, pensando el asunto con un amigo, este me hizo caer en cuenta de que era muy conveniente utilizar una plataforma que nos permitiese interactuar entre nosotros, vernos las caras, saber cómo estaban los otros.

Esta idea nos caló mucho, puesto que estamos procurando vivir más intensamente la amistad y la fraternidad, tal como nos lo pide el Prelado Mons. Fernando Ocariz, en su carta de noviembre del año 2019. Por ello al proponérselo al responsable de dictar este medio de formación, aceptó de inmediato.

Entonces decidimos elegir una de las plataformas que ya habíamos probado. Implementarla para todos los asistentes llevaría un poco más de trabajo, pero era claro que el esfuerzo valdría la pena. Al final terminamos seleccionando Meet, de Google, ya que varios de los participantes tenían una cuenta corporativa de Google, qué es el requisito fundamental para poder iniciar una reunión en esta plataforma; después, todos los demás pueden participar con una simple cuenta personal de Gmail.

Se crearon grupos para hacer pruebas, unos apoyaron a otros, sobre todo a los más mayores que son a quienes más les suele costar el uso de este tipo de herramientas, pero al final lo logramos y ya vamos por la tercera edición de nuestra reunión semanal.

Y tal como lo sospechábamos… nos sirvió para sentirnos en familia.