20 años de labor del Opus Dei en Fundación

Son muchas las personas que, en estos 20 años, se han acercado a Dios por esa actividad en la región, que empezó pequeña, como el grano de mostaza.

Opus Dei - 20 años de labor del Opus Dei en Fundación

Por Germán Murcia

Aunque está alejada de los grandes centros urbanos del país, Fundación, la cuarta ciudad del departamento del Magdalena, al norte de Colombia, ha entregado aportes a la historia de la región y del país.

San Francisco de Fundación, como en una época se denominó, tiene unos 60 mil habitantes y vive de la agricultura, la ganadería, la pesca y la crianza de aves.

Fundación es, además, un centro de cultura y de personajes ilustres, sobre todo de buenos educadores. Su templo principal está dedicado al arcángel San Rafael y allí, durante el año, miles de católicos realizan procesiones y fiestas decembrinas que son orgullo de la región.

En esta gran ciudad tuvo su origen la semilla del Opus Dei en la región, aunque las primeras actividades se desarrollaron cerca de allí, cuando en el año 2001 inició unas charlas en Aracata, el padre Jovani Restrepo López, con asistencia de señoras y señores; A los asistentes de la ciudad, rápidamente, se sumaron a las actividades pobladores de la zona de influencia como Bosconia, Aracataca e incluso de zonas más retiradas como Pivijay. Con la variedad de asistentes y variedad de poblaciones se vio que el centro de esa naciente labor fuera Fundación.

Sería incontable relatar el nombre de las personas que durante estos años han frecuentado los medios de formación o que han impulsado la labor en Fundación como punto de ignición en esa zona colombiana.

En esos primeros años, los dos primeros Cooperadores, hoy Supernumerarios, Guillermo y Gustavo, asistían mensualmente al Retiro en Santa Marta, el último domingo de cada mes. Salían de Fundación a las 4:30 de la mañana en cuatro o cinco vehículos con el cupo completo de amigos.

Teniendo en cuenta que iban una vez al mes, aprovechaban el tiempo en diversas actividades de formación humana y espiritual, así como para fortalecer la amistad entre ellos y con las nuevas personas que se sumaban a este apostolado.

Siendo una región de tanto empuje cultural y social, muchas personas se propusieron que en lugar de tener que viajar a Santa Marta para recibir formación espiritual en el Centro Cultural Mar Adentro, promovido por el Opus Dei en esa ciudad, esas actividades se tuvieran en Fundación.

Al poco tiempo, comenzaron las actividades formativas. Tuvieron diversas sedes, hasta conseguir el sitio actual que lleva el nombre de Casa Linda que cuenta con la aprobación del Obispo de la Diócesis para tener allí un Oratorio con el Santísimo.

Durante estos años se han organizado las clases de catecismo los lunes, el jueves el Santo Rosario y una tertulia con un video de San Josemaría o del beato Álvaro. Los sacerdotes que viajan desde Barranquilla atienden las confesiones y celebraban la Santa Misa.

Casa Linda

También se adelantan una serie de actividades con el Club Infantil, pensado en los hijos de los asistentes. Allí se dan las clases de catecismo que ayudan a la preparación de la Primera Comunión y la Confirmación.

Son muchas las personas que, en estos 20 años, se han acercado a Dios por esa actividad en la región, que empezó pequeña, como el grano de mostaza, pero que ha venido creciendo y consolidándose. Se cuentan por decenas los asistentes a cursos de retiro y convivencias en Bonga, casa de retiros cerca de Cartagena.