Virgen de Fátima: ¿fuiste a verla?

Llegó desde Fátima a nuestro país el 16 de septiembre de 2019, y en estos meses de peregrinación ha recorrido gran parte del territorio nacional. En diciembre termina su visita a Chile: aún es tiempo de ir a verla y pedir por la Iglesia, nuestra Patria y las familias chilenas.

Opus Dei - Virgen de Fátima: ¿fuiste a verla?Imagen de la Virgen de Fátima el día que visitó la Universidad de los Andes.

En su recorrido por Chile la imagen peregrina de la Virgen de Fátima visitó cientos de parroquias, colegios y universidades. En diciembre del año pasado estuvo en la Iglesia rectoral de San Josemaría, en la comuna de La Pintana, siendo homenajeada por la comunidad escolar con cantos y flores. En mayo llegó a la Universidad de los Andes, vacía por la cuarentena, donde fue recibida por el vicario del Opus Dei en Chile, padre Sergio Boetsch, quien en una ceremonia celebrada en medio de la plaza central y transmitida por internet pidió por el término de la pandemia y encomendó a su maternal auxilio y protección el quehacer universitario y las familias de los alumnos, alumni, profesores, administrativos y auxiliares de la Universidad. Hace unas semanas, en una fecha muy especial para el Opus Dei, estuvo en el Centro Universitario Alameda.

Desde septiembre de 2019 y hasta diciembre de este año una imagen de la Virgen del santuario mariano de Fátima recorre nuestro país. Aún es tiempo de ir a verla y pedir por la Iglesia, nuestra Patria y las familias chilenas.

Sobre esa visita escribe Carlos Pirela:

Hace unas semanas tuvimos la suerte de tener en nuestra casa la imagen peregrina de la Virgen de Fátima. Gracias a un amigo que es parte de la Misión Fátima Chile [misionfatimachile.cl], conseguimos que la Virgen pudiera hacer una visita de dos días que no tenía comprometidos en otros lugares. La coincidencia no pudo ser mayor cuando descubrimos que uno de los días que tendríamos la imagen sería precisamente el 2 de octubre, aniversario de la fundación del Opus Dei.

Alameda [@centrouniv.alameda] es un Centro Universitario de la Obra donde se realizan actividades de formación académica y también se ofrece atención espiritual a estudiantes. Debido a la pandemia y las restricciones causadas por la cuarentena, muchas de las actividades se han vuelto virtuales; pero afortunadamente, con la visita de la Virgen de Fátima –y en vista de que en la comuna donde nos encontramos se flexibilizaron algunas restricciones para reunirse– esperábamos retomar un poco la asistencia presencial de amigos y familiares que quisieran venir a rezar un rato, acompañar o cantarle a la Virgen.

Uno de los mensajes de la Virgen de Fátima es la importancia del rezo del Santo Rosario, por lo que la imagen nos animaba mucho a poner en práctica esta devoción mariana.


La imagen estuvo expuesta el 1 y 2 de octubre en la terraza del jardín, para que las personas que vinieran a verla pudieran estar al aire libre y guardar las distancias. El ambiente era de verdadera oración y recogimiento, con muchas personas en torno a la Virgen poniendo a sus pies tantas peticiones por Chile, por la paz, por la Iglesia, por el fin de la pandemia… Desde hermanos pequeños que le dejaban flores a la imagen, pasando por amigos que rezaban el rosario, universitarios y abuelos que le cantaban la Salve. Todos aprovechamos esos días para crecer en devoción mariana y acciones de gracias a Dios, abandonando en Él los problemas y dificultades.

Familiares y amigos pudieron rezar estos días junto a la imagen de la Virgen.

El viernes 2 de octubre, fiesta especial en el Opus Dei, el vicario regional de la Prelatura, Mons. Sergio Boetsch, guió un rato de oración junto a la Virgen con la lectura del Evangelio y la consagración que redactó el Papa Francisco hace unos años. Fue transmitido también por internet para los que quisieran seguirlo online.

El sábado 3 por la mañana vinieron a buscar la imagen para llevarla a su próximo destino, en Rancagua. Esos días fueron para nosotros –y para todos los que pudieron venir y rezar– una gran oportunidad para tener más presente a la Virgen y su intercesión en nuestra vida, especialmente en tiempos tan difíciles. A ella le confiamos nuestras necesidades, imitando ese amor que siempre le mostró san Josemaría.

En este mes del rosario nos unimos al llamado del Papa Francisco a encomendarnos a su maternal protección.

Te dejamos algunos artículos de interés:

Iglesia rectoral San Josemaría: 10 años en La Pintana

Mira el video de la visita de la Virgen peregrina de Fátima a la Universidad de los Andes