“La fe es luz que nos permite caminar porque ilumina todo el arco de nuestra existencia”

Más de 32 académicos chilenos y de otras nacionalidades debatieron sobre razón y fe, en el primer simposio de Teología organizado por la Universidad de los Andes.

  Este jueves 29 y viernes 30 de agosto la Universidad de los Andes desarrolló su primer Simposio de Teología y que reunió a expertos nacionales y extranjeros para dialogar sobre cuatro áreas temáticas: Jesucristo y el cristianismo; religión en una sociedad pluralista; educación en la fe en la sociedad contemporánea y diseño inteligente y evolución.

Entre los expositores estuvieron el Pbro. Dr. Luis Romera Oñate (Rector de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, Roma), Pbro. Dr. Paul O’Callaghan, Mons. Juan Ignacio González (Obispo de San Bernardo), Dr. Rafael Vicuña Errázuriz, Dr. Joaquín García-Huidobro, Pbro. Dr. José Miguel Ibáñez, Pbro. Dr. Sebastián Urruticoechea, entre muchos otros.

Monseñor Ricardo Ezzati, Arzobispo de Santiago, abrió el I Simposio de Teología de la Universidad de los Andes

Una doble misión

El mensaje central de este Simposio, según el rector de la Universidad de la Santa Cruz, Pbro. Luis Romera, va dirigido a la sociedad y a la universidad.

Para la universidad “la fe ilumina la inteligencia humana y por lo tanto tiene que estar presente en su metodología y en todas las disciplinas: tiene que ser capaz de dialogar con el mundo del Derecho, de la Economía,  de la Física, etc.” Por otra parte, añadió, la señal a la sociedad es que “la fe ilumina todo el arco de nuestra existencia y nos permite descubrir el sentido de la vida, orientarnos en la misma y sobre todo, encontrar la salvación”.

En esta misma línea, Monseñor Ricardo Ezzati, Arzobispo de Santiago y Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, destacó que “la fe ayuda a descubrir la vocación de la persona humana y de la sociedad. No es suficiente una antropología instrumental, pues si bien es importante decir verdades técnicas y científicas, lo que se requiere es una verdad con sentido, y la fe es esa luz que permite a la persona descubrir la dimensión más alta del hombre y de la mujer contemporáneos”.

Durante dos días, más de 500 personas tuvieron la posibilidad de participar en I Simposio de Teología de la Uandes.

La autoridad eclesiástica se refirió a las verdades con mayúscula, “las de la fe”, como las únicas capaces de contener a todas las demás, “que son minúsculas, y que cobran sentido en la medida que están pensadas en la gran verdad que es Dios Creador, Salvador, y que ofrece caminos de plenitud”.

En tanto, el capellán general de la Universidad de los Andes, Pbro. Sebastián Urruticoechea, destacó las palabras del Arzobispo de Santiago: “Monseñor Ezzati nos mostró la importancia de conocer la verdad y la distinción entre aquella funcional, con minúscula, y la esencial, con mayúscula, para que nos lancemos a evangelizar como corresponde”.

La pura inteligencia no basta

Por su parte el Pbro. José Miguel Ibáñez Langlois, periodista, doctor en Filosofía Eclesiástica y en  Filosofía y Letras, en su conferencia “La Fe como acto libre”, afirmó que el acto de la buena voluntad, del querer creer, del corazón abierto y disponible, era clave: “No hay ni puede haber fe, si el corazón se cierra. La cabeza puede ser una lumbrera, pero el acto de fe no llega así”. Pero aclaró que frente a los misterios divinos “la pobre inteligencia humana no tiene alcance si no es tocado el corazón por la gracia, corazón no en el sentido del sentimiento, sino de la voluntad, del libre albedrío”.

El simposio convocó a 32 destacados expertos en teología nacionales y extranjeros

“Un pontificado de gran impacto”

En todos los discursos de los expositores estuvo muy presente el mensaje del Papa Francisco, el cual llama a la Iglesia a “hacer lío” y a reevangelizar en tiempos de crisis. Sergio Boetsch, Vicario Regional de La Prelatura del Opus Dei en Chile, destacó en este punto el mensaje de San Josemaría que decía que “hay que conocer a Jesucristo, darlo a conocer y llevarlo a todas partes”.

El Pbro. Luis Romera agregó que en la nueva evangelización “el Papa Francisco tiene una capacidad inmediata de llegar a la gente y de verter en imágenes gráficas y gestos elocuentes la riqueza de la fe cristiana y el mensaje del evangelio, por eso creo que va a ser un pontificado de un enorme impacto de comunicación. Ese impacto se verá en los medios pero sobre todo en las personas”.

El Pbro. Sergio Boetsch -al centro- fue el encargado de encabezar 
la ceremonia de apertura el segundo día del Simposio.

Fomentando el estudio de la Teología

La idea del seminario surgió del Consejo de Teología de la Universidad de los Andes con el objetivo de reflexionar sobre la fe, de acuerdo a lo solicitado por el Papa Emérito Benedicto XVI al convocar el Año de la fe, en el que se animó al mundo académico y de la cultura a efectuar un diálogo renovado y creativo entre fe y razón, a través de simposios, congresos, y otros.

Según comentó el académico Orlando Poblete Ortúzar, la idea del Simposio es ser un primer paso para futuras actividades para potenciar la formación de profesores y alumnos en temas teológicos: “En la Universidad nos interesa que la Teología converse con las demás disciplinas del saber”, afirmó.