¿En qué se parecen Dickens y el papa Francisco?

Con ese título, la periodista Claudia Peiró, presenta en Infobae.com el nuevo libro del padre Mariano Fazio, “El Universo de Dickens, una lección de Humanidad”.

Notas y comunicados

El pasado 13 de noviembre el padre Mariano Fazio presentó en Buenos Aires, su nuevo libro El Universo de Dickens, una lección de Humanidad en el marco del programa de Diplomatura en Cultura Argentina del CUDES. La periodista comenta que con este libro, el autor nos introduce al mundo del escritor de la "opción por los pobres" en la Inglaterra victoriana.

Mons. Fazio, fue acompañado por el profesor Pedro Luis Barcia, actual presidente de la Academia Argentina de Educación y director del programa. A continuación, un resumen de la nota de Infobae.com

"Hoy en día hay que transmitir los valores con los clásicos", sugirió el padre Fazio. Es lo que él se propuso hacer a partir de la vasta obra de su autor favorito, Charles Dickens.

El universo de Dickens. Una lección de humanidades una incursión novedosa en algo que, en palabras de Barcia, no es crítica literaria clásica, sino "un libro de comprensión humana a partir de la literatura". "Fazio no se ocupa de estructuras narrativas” sino que el libro es “una galería de almas", explicó.

El libro se abre con una presentación de la vida de Dickens. Luego viene un capítulo en el cual el autor desarrolla las tres características de ese universo literario. Como lo resumió en la presentación, Dickens es el novelista de la vida cotidiana, de la gente común; pero además, "de Dickens se puede decir que hizo una opción preferencial por los pobres"; y la tercera característica es la alegría y esperanza de vivir, porque hay una vida trascendente.

Un escritor pre-bergogliano podría decirse. O la sencillez y contundencia de una idea cristiana de la vida. La que el papa Francisco predica a diario desde Santa Marta. "El mensaje es que la alegría no está en que nos vaya bien sino en brindarse a los demás -dice Fazio-. Los grandes personajes de Dickens son los que se olvidan de sí: Ester, la pequeña Dorrit (Amy), la segunda esposa de David Copperfield, etcétera".

"Las de Dickens son verdades sobre la naturaleza humana. ¿Qué me dice esto hoy?", dijo Fazio, explicando la pregunta que fue estructurando su libro.

"Ahora veo gente real y pienso: este es como tal o tal personaje. El que dogmatiza (esto es así, es de ley natural), el que tira pálidas cuando todos están alegres", señaló el autor.

En el libro, Fazio incluye una cita en la cual Dickens describe la gran ciudad, que bien puede adaptarse a la realidad actual de cualquiera de las grandes urbes que conocemos: "¡Corazón de Londres, cada latido tuyo tiene una moral! Al contemplar tu indomable trabajo, en el que no influirá ni un ápice la muerte, ni el ansia de vida, ni el dolor, ni la alegría exterior, me parece oír una voz dentro de ti que penetra en mi corazón, que me ordena, mientras me abro paso entre la muchedumbre, que piense en el mísero desgraciado que pasa junto a mí, y puesto que soy hombre no me aparte con desprecio y orgullo de nada cuanto tenga forma humana". Un párrafo con claros ecos de las advertencias del papa Francisco contra "la cultura del descarte", el egoísmo y la indiferencia hacia mucho de eso que tiene, como dice Dickens "forma humana".

Esperando que al lector le sirva el universo dickensiano, como le ha servido a él, agrega: "En un mundo donde tantas veces prevalecen la violencia, la fealdad, el interés egoísta, me parece que pueden ayudar algunas de las visiones 'pasadas de moda' de Dickens, que llenan el ambiente de generosidad, pureza, capacidad de darse a los demás".

Ver nota completa en Infobae.com haciendo click aquí http://www.infobae.com/2015/11/13/1769573-en-que-se-parecen-dickens-y-el-papa-francisco