Número de artículos: 31

Una espina convertida en oro

María estudia Medicina, es alegre, disfrutona, tiene muchos hermanos y muchísimos más amigos. A priori una vida envidiable. Sin embargo, como todos, María también tiene su talón de Aquiles.

En primera persona

La gran lección que Alvarito trajo a mi vida

De repente el decorado cambió totalmente. En aquellos diez minutos con el médico la vida de Álvaro se puso patas arriba: “Tuve miedo. Miedo al dolor, a la incertidumbre, miedo a que el niño sufriera…”.

En primera persona

La experiencia del dolor

Aunque el dolor es una de las experiencias más comunes de la vida, siempre sorprende y continuamente nos exige aprender y adaptarnos a las nuevas circunstancias.

Textos espirituales

Gozo, luz, dolor y gloria

¿Cuántas veces has visto en esta web algo interesante, pero no tenías tiempo para clicar? Te proponemos una selección de esos contenidos para estas semanas. Hoy, testimonios y textos que nos pueden ayudar en las distintas etapas del camino vital.

Del Opus Dei

¿Es posible entender el dolor?

Cristiane es nutricionista y trabaja en un hospital en Brasil, donde trata a diario a personas que sufren de enfermedades crónicas. Quizás esto la ha llevado a reflexionar especialmente sobre el significado del dolor y el sacrificio.

En primera persona

Nathalie: «Rezamos mucho durante mi embarazo»

Nathalie es una cooperadora del Opus Dei que vive en Québec, Canadá. En este vídeo narra el nacimiento y muerte del último de sus ocho hijos. La fe le ayudó a aceptar la enfermedad del más pequeño.

En primera persona

El hijo que no me animé a soñar

Patricia Schroeder es uruguaya, profesora universitaria y madre de siete hijos, uno de los cuales tiene síndrome de Down. Cuando el niño cumplió 10 años, Patricia preguntó a sus otros hijos: “¿Qué es lo que has aprendido de Fran?”

En primera persona

El diagnóstico fue benigno

Después de cinco horas, le dicen que parece un tumor cerebral en el nervio óptico y que hay que realizar un escaneo... Así comienza este favor atribuido al beato Álvaro del Portillo.

Favores

Los médicos pensaban que se moría... Se curó y no tiene secuelas

Los médicos llegaron a comunicar a la familia que no esperaban ninguna solución y que el paciente fallecería en los días siguientes...

Favores

Salud, trabajo y amor

Un novio, un ictus, miedo, oración a don Álvaro, un futuro, y un "gracias" en tres dimensiones. Una mujer de 54 años en paro, dos hijos, una evidente desesperación, una novena a don Álvaro, un trabajo en una empresa del IBEX 35 y una sonrisa gigante. Salud, dinero y amor son tres de las especialidades del beato Álvaro según los favores que se relatan a la oficina que lleva su Causa de canonización dos años después de su beatificación.

Favores