“El punto 1.000 lo pones tú”

​Jóvenes que participan en actividades de formación cristiana del Opus Dei en Valencia han celebrado un evento conmemorativo del 80 aniversario de Camino, la obra más conocida de san Josemaría, que se editó por primera vez en la capital del Turia en 1939.

El evento, organizado por la oficina de comunicación del Opus Dei en Valencia, ha tenido lugar en el salón de actos del Colegio Mayor Universitario Albalat. El youtuber Nachter (Ignacio Gil), la abogada Loreto Ayuso y su marido Patxo Grau, arquitecto y presentador de televisión, actuaron como conductores de la velada, que contó con testimonios de conversión y acercamiento a Dios a raíz de la lectura de Camino.

Nerea Fernández y el filósofo Rafael Monterde mantuvieron un vivo coloquio en torno a su experiencia personal con los puntos de Camino, que en el caso de Nerea supuso un giro radical de vida, y sobre el amor a la libertad y la vivencia de la filiación divina que se aprende de san Josemaría. Para el joven filósofo Monterde “ese mensaje es una respuesta esperanzada a la crisis ideológica que padece Occidente en la postmodernidad”.

El acto fue también solidario ya que se vendieron unas pulseras con el primer punto de Camino, con el fin de recaudar fondos para un proyecto de voluntariado que llevan haciendo desde hace varios años los universitarios del Colegio Mayor Albalat. El campo de trabajo es durante el verano y se centra en la construcción de escuelas en Gambia y en dar clases de alfabetización e higiene a niños y adultos.

Nerea Fernández y el filósofo Rafael Monterde mantuvieron un coloquio en torno a su experiencia personal con Camino

Se estrenó también un vídeo con testimonios sobre el impacto actual de Camino en los jóvenes, en el que entre otros intervienen el rapero Grilex (Guillermo Esteban), que cuenta cómo habitualmente acude a Camino porque le ayuda a hablar con Dios y a conocerse mejor. Diversos testimonios personales de jóvenes se entrecruzan en el vídeo con imágenes filmadas de encuentros de san Josemaría con jóvenes, en los que el autor de Camino responde con gracia a sus preguntas, y muestran la viveza y continuidad de su mensaje.

Un divertido y velocísimo juego de Kahoot!, (que puedes ver aquí), en torno a las frases de san Josemaría y la historia del libro puso a prueba la agilidad de los presentes y su conocimiento de esta obra.

Se presentó también una edición digital reducida con una selección 80 puntos de Camino, agrupados por temáticas juveniles y que se puede descargable aquí.

El acto terminó con una performance, en la que cada uno de los asistentes aportó su inspiración personal, “ese necesario punto número 1.000 que san Josemaría busca provocar en cada uno, para dar vida a los 999 que componen Camino”.

80 puntos de Camino en su 80 aniversario from Opus Dei


Te puede interesar: Los libros de san Josemaría, en formato electrónico | Leercamino.org: una web sobre Camino |Libro electrónico «Compañeros de Camino» | El espíritu de la juventud (sobre el 80 aniversario)


“Si estas máximas las conviertes en vida propia, serás un imitador perfecto de Jesucristo

¿Qué tiene este libro, que sigue moviendo los corazones de tanta gente en todo el mundo? Quizá parte de la respuesta esté en el prólogo que escribió Monseñor Xavier Lauzurica, entonces obispo auxiliar de Valencia y buen amigo de Escrivá, que entrevió el alcance que tendría esta obra:

En estas páginas aletea el espíritu de Dios. Detrás de cada una de sus sentencias hay un santo que ve tu intención y aguarda tus decisiones. Las frases quedan entrecortadas para que tú las completes con tu conducta. […] Si estas máximas las conviertes en vida propia, serás un imitador perfecto de Jesucristo”.

Camino es fruto de la experiencia de san Josemaría en su trato personal con Dios, y de su labor de orientación a las personas que acudían a él en busca de consejo para su vida cristiana. Su contenido es una verdadera radiografía de su propia vida de relación con Dios.

Son frases breves e incisivas, que desde comienzo de los años 30 san Josemaría, joven sacerdote, usaba en su predicación oral, y que fue redactando y distribuyendo entre quienes hablaban con él, para facilitarles la reflexión y meditación. Son muy numerosos los testimonios de agradecimiento por el bien que esta obra ha hecho a personas de toda raza, cultura y condición.

La finalidad última de Camino puede resumirse en lo que san Josemaría escribe en el punto 382: “Que busques a Cristo: Que encuentres a Cristo: Que ames a Cristo.” Jesucristo es el verdadero protagonista, el Camino que todo cristiano debe recorrer en su vida ordinaria hasta identificarse con Él.

Un encuentro con Cristo que, si es verdadero, lleva a dar a la vida un profundo sentido solidario con los demás: “No puedes vivir de espaldas a la muchedumbre: es menester que tengas ansias de hacerla feliz” (Camino, 32). A eso apuntan todos y cada uno de sus 999 puntos.