El peor cáncer de pulmón

Le agradezco mucho a Isidoro su ayuda con el cáncer

Opus Dei - El peor cáncer de pulmón

En las vacaciones de verano de 2017 renuncié a algunas excursiones en bici, por problemas respiratorios. Antes de Navidad se me hinchó el brazo y se me diagnosticó un cáncer de pulmón de células no pequeñas en estadío IV. Precisar que el de pulmón es uno de los peores cánceres y el de células no pequeñas es peor que el otro. De los cuatro estados el más avanzado es el IV. El médico descartó la cirugía y la radioterapia, y propuso realizar más análisis para elegir, entre tres tipos de quimioterapia, la más eficaz según el tipo de mutaciones.

En sucesivas entrevistas, una tras otra fuimos descartando las tres como poco eficaces. La única solución que quedaba era la inmunoterapia. En resumen, que te encuentras con uno de los peores cánceres, en el estado más avanzado, que no se puede operar, ni tampoco radiar, pero que van a dar ánimos a tu sistema inmunitario, y que tendrá que arreglárselas como pueda. Genial.

Si estoy escribiendo esto es porque, además de los medios médicos, yo y mucha gente, sobre todo en Costa de Marfil, le hemos pedido desde el principio a Isidoro que arregle el asunto. Como tuve que venirme a Madrid, aproveché para hacer varias visitas a su sepulcro en la parroquia de San Alberto Magno de Vallecas.

Llevo más de un año de tratamiento y me queda casi otro. Hago vida normal, sin efectos secundarios, aunque los cuellos de mi ropa me flotan bastante, tras desaparecer las metástasis cervicales. En la última excursión al monte adelantamos a varios grupos y no nos adelantó nadie. La semana pasada, entre las 11 h. y las 3, anduvimos 12 km desde los 543 m de altura a más de 1033, y vuelta. Estoy consiguiéndome una bici, he podido volver a remar normalmente. Sobre todo, he podido trabajar y conocer gente estupenda en Madrid, aunque echo mucho de menos a mis amigos de Abidjan.

El médico dice que podré quizás volver en menos de un año, aunque supongo que tendré que esperar hasta a junio, para no dejar colgadas mis actividades en medio del curso. Le agradezco todo muchísimo a la Virgen por quien nos llegan todas las gracias, y a Isidoro que me las consigue de Ella.

G. H.

Costa de Marfil



Clic aquí para enviar el relato de un favor recibido.

También puede comunicar la gracia que se le ha concedido mediante correo postal a la Oficina de las causas de los santos de la prelatura del Opus Dei (Calle Diego de León, 14, 28006 Madrid, España) o a través del correo electrónico [email protected].

Clic aquí para hacer un donativo.

En alternativa puede enviar una aportación por transferencia a la cuenta bancaria de la Asociación de Cooperadores del Opus Dei con IBAN número ES53 2100 1547 7502 0024 4065 y BIC, CAIXESBBXXX en La Caixa (agencia urbana de la calle Cartagena, 4, 28028 Madrid, España).