Curó uno de mis pulmones

Me hice una radiografía y uno de mis pulmones estaba completamente negro, lo había perdido.

Opus Dei - Curó uno de mis pulmonesPhoto: Martha Dominguez de Gouveia, Unsplash (CC)

Quisiera agradecer al Dr. Cofiño su intercesión en lo que me parece que fue un milagro que Dios obró en mí.

estaba desarrollando EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) incurable y degenerativa

Soy una mujer de 49 años y padezco de asma. Al principio de este año 2016 tuve varios ataques de asma. Mi doctor, que además es mi pariente, se preocupó mucho y me pidió que me hiciera una radiografía, pues no le gustaba nada mi estado de salud y, además, no escuchaba mis pulmones cuando me auscultaba. Me hice la radiografía en junio y, efectivamente, uno de mis pulmones estaba completamente negro, lo había perdido. El doctor me dijo que estaba desarrollando EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) incurable y degenerativa, me daba unos 5 años para que empeorara y disminuyera mi capacidad de hacer actividades tan simples como bañarme. Yo me sentía muy mal, casi no podía respirar y cualquier actividad hacía que me agitara, dormía mucho porque no me llegaba suficiente oxígeno al cerebro.

Mi familia y amigos estaban muy preocupados y rezaban por mí. Una amiga me dijo que le rezara al Dr. Cofiño, yo ya le tenía mucha fe por un milagro que ya me había realizado, pero en realidad yo no le pedía, creía que si la voluntad de Dios era que estuviera enferma de EPOC, era por algo.

cuál sería mi sorpresa al ver mis 2 pulmones completamente sanos

Decidí llevar mi radiografía con otro médico especialista para comenzar un tratamiento para que no avanzara tan rápido. Como estaba tan enferma, no podía ir con el especialista. Pero de pronto empecé a sentirme mejor. Aproveché para ir con el neumólogo y le llevé la misma radiografía que había llevado al otro médico, y cuál sería mi sorpresa al ver mis 2 pulmones completamente sanos. El neumólogo no entendía por qué le llevaba una radiografía sana. Me dijo que yo estaba bien y que lo único es que tenía asma. Llevé nuevamente esa radiografía al primer médico, no me creía que era la misma, ante mi insistencia de que sí era, solo me pudo decir: esto fue un milagro. Hoy ya me siento muchísimo mejor y puedo realizar todas mis actividades con normalidad.

A.P.S.C., Guatemala, 6-XII-2016


Clic aquí para enviar el relato de un favor recibido.

También puede comunicar la gracia que se le ha concedido mediante correo postal a la Oficina de las causas de los santos de la prelatura del Opus Dei (Calle Diego de León, 14, 28006 Madrid, España) o a través del correo electrónico [email protected].

Clic aquí para hacer un donativo.

En alternativa puede enviar una aportación por transferencia a la cuenta bancaria de la Asociación de Cooperadores del Opus Dei con IBAN número ES53 2100 1547 7502 0024 4065 y BIC, CAIXESBBXXX en La Caixa (agencia urbana de la calle Cartagena, 4, 28028 Madrid, España).