“En la JMJ solo nos diferencia el idioma, el resto es igual y estamos alegres”

Vilma Inés es hondureña, vive en Panamá y se siente feliz de poder participar en la JMJ 2019 con su hermana y sus primos que llegaron desde el vecino país centroamericano.

Opus Dei - “En la JMJ solo nos diferencia el idioma, el resto es igual y estamos alegres”Vilma y Alicia recibieron en Panamá a sus primos hondureños para participar en la JMJ 2019.

Vilma Inés es hondureña, vive en Panamá y se siente feliz de poder participar en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) 2019 con su hermana Alicia (17 años) y sus primos que llegaron desde el vecino país centroamericano.

Para participar en este encuentro con el Papa Francisco, Vilma y Alicia vendieron galletas para ganar dinero y poder pagar los gastos relacionados con esta jornada.

“Mi hermana y yo nos pusimos a vender galletas, a 75 centavos cada una, para recaudar fondos, ahorrar y participar en la JMJ 2019".

"Vendimos galletas en el colegio desde el mes de abril hasta noviembre del año pasado. Muchas veces nos quedamos trabajando hasta la medianoche o la una de la mañana haciendo las galletas para llevarlas a la escuela”, comenta.

Vilma Inés (Der.) y Alicia están alegres de participar en la JMJ con sus primos.

“Así logramos ahorrar el dinero para participar en la JMJ con el Papa. Al final, mis papás también nos ayudaron con los gastos”, señala.

“Es la primera vez que participamos en una JMJ. Quiero participar porque, además de que va a venir el Papa a Panamá, es una oportunidad que pocas veces en la vida se tiene de encontrarte con tantos jóvenes de todas partes del mundo. Me he encontrado ya a tantas personas que para mí resulta algo importante”, dice Vilma Inés.

“Ese encuentro entre jóvenes es lo mejor de todo… lo único diferente entre nosotros es el acento y el idioma. El resto es igual: estamos alegres y vamos a ver al Papa".

"Este encuentro con otra gente igual a nosotras te abre la mente a un nuevo mundo de posibilidades… Conocer a alguna persona de África, Europa, Asia y sus testimonios de vida y sobre cómo profesan su fe, allí en donde no es tan fácil”. “Todo esto emociona”.