Ciudad de Panamá. Santa Misa en la fiesta de San Josemaría

Todavía con el recuerdo de la reciente Jornada Mundial de la Juventud en Panamá nuevamente nos hemos reunido varios cientos de personas para celebrar con una misa la fiesta de san Josemaría, la mañana del sábado 22 (2019) de Junio

Opus Dei - Ciudad de Panamá. Santa Misa en la fiesta de San Josemaría

Todavía con el recuerdo de la reciente Jornada Mundial de la Juventud en Panamá, en la que varias veces nos reunimos multitudes para estar cerca del Papa Francisco, nuevamente nos hemos reunido varios cientos de personas para celebrar con una misa la fiesta de san Josemaría, la mañana del sábado 22 (2019) de Junio a las 10 horas, en la iglesia de El Carmen.

Presidió la concelebración el padre Luis Quintero, quien convivió con san Josemaría varios años, desde 1957 hasta 1962, mientras estudiaba en el Colegio Romano (Roma, Italia) hasta su ordenación sacerdotal. El padre Luis Quintero es el primer fiel panameño del Opus Dei, y también el primero en ordenarse sacerdote. Ha terminado su homilía pidiendo a los asistentes estar muy unidos al señor arzobispo de Panamá, Monseñor José Domingo Ulloa, y al Santo Padre Francisco, nuestro querido Papa, el “dulce Cristo en la tierra” como le llamaba Santa Catalina de Siena. “San Josemaría usaba desde el comienzo del Opus Dei, aquella jaculatoria Omnes cum Petro ad Iesum per Mariam, Todos con Pedro a Jesús por María¨.

La iglesia se ha llenado con muchas familias que año con año vienen a esta celebración, que se puede decir que ya tiene el aire de una reunión familiar. Los niños crecen tan rápido que un año más tarde al volverles a ver están cambiados, más grandes, algunos se portan con más madurez, pero todos sonrientes y alegres. Inquietos y corriendo por los pasillos con sus gritos formaban un improvisado y desordenado coro, muy agradable a Dios, que alternaba con el orden de las piezas musicales escogidas y cantadas para la misa por músicos expertos. Al finalizar la misa, los saludos en el atrio de la iglesia se han multiplicado y alargado, también han venido por primera vez nuevos amigos que han quedado encantados de ver el ambiente de familia que se respira en la Obra, el cariño de unos por otros.

Ver a este grupo alegre de familias nos ha traído el recuerdo de que san Josemaría rezó por todos nosotros durante su breve parada técnica en el aeropuerto de Tocumen, el 15 de febrero de 1975. Así lo recordaba don Javier Echevarría en una ocasión: “Tenía como costumbre, y así lo hicimos aquí, que cuando sobrevolaba o llegaba a un país, rezaba tres avemarías pidiendo por la tierra y pidiendo por las personas. Luego decía un gloria al Padre. Terminaba invocando a Santa María Reina del lugar donde estaba, y con qué fuerza dijo aquí “Reina de Panamá”. “(...) Os aseguro que su oración se concentraba sobre esta tierra estupenda, sobre los que estaban entonces, los que nos habían precedido y por los que vendrán”. Desde este año, una placa en la capilla de la Virgen de Loreto, dentro de la Terminal 2 del aeropuerto de Tocumen, conmemora a los santos y beatos que han utilizado este aeropuerto, entre ellos san Josemaría Escrivá.