Guadalupe: vivir con un corazón enamorado

El pasado sábado 11 de mayo (2019), el Centro Universitario Veragua, en San José, Costa Rica, llevó a cabo un panel donde universitarias y colegiales profundizaron en la vida de Guadalupe Ortiz de Landázuri, previo a su beatificación este sábado 18 de mayo.

Opus Dei - Guadalupe: vivir con un corazón enamorado

El pasado sábado 11 de mayo (2019), el Centro Universitario Veragua, en San José, Costa Rica, llevó a cabo un panel donde universitarias y colegiales profundizaron en la vida de Guadalupe Ortiz de Landázuri, previo a su beatificación este sábado 18 de mayo.

Fue la tercera de varias otras actividades donde participaron más de 120 personas esa semana siguiendo la historia y las huellas de Guadalupe. Varias panelistas profundizaron en la vida de la futura beata: las actividades apostólicas en las que participó y el trabajo que desempeñó como científica, habiendo obtenido un doctorado en Ciencias Químicas.

Al hablar de la labor que realizó Guadalupe en la residencia universitaria en la calle Copenhague (México) y Zurbarán (Madrid, España), Maricarmen Rosero habló sobre qué es una residencia impulsada por el Opus Dei y el espíritu que la anima. Comentó: “vivir en una residencia del Opus Dei es como estar en casa; cuando yo viví en una, me sentí como en casa. Es más, no recuerdo haber extrañado a mis papás, a pesar del cariño que siempre les he tenido”. Además, destacó la gran cantidad de virtudes que aprendió; las cuales, viviendo sola, posiblemente no las hubiera adquirido.

Por su parte, Suzel Obiols comentó que “las residencias son una gran labor que San Josemaría vio que eran necesarias para educar a jóvenes con verdaderos valores”, además destacó la importancia de hacer la voluntad de Dios para ser felices.

Al hablar de escuelas hoteleras, ya que Guadalupe fue pionera en ello, Milagro Masís comentó sobre la importancia de la profundidad en los estudios científicos que se realizan en estas escuelas para desarrollar con mayor dedicación la labor de la administración en los centros del Opus Dei.

Por su parte Suzel, al comentar el por qué Guadalupe es Beata y no Santa, recalcó que, para la beatificación, la Santa Sede hace un profundo análisis para demostrar que la persona vivió virtudes heroicas y que ha intercedido en algún milagro, en ese momento se declara beata, y cuando intercede en el segundo milagro, que también debe ser comprobado, se canoniza.

Maripaz, una universitaria que estudia educación preescolar preguntó sobre cómo profundizar en el valor de su carrera, que va más allá de cuidar niños, y cómo calar en las amistades sobre la formación que recibe en la Obra. Las panelistas fueron enfáticas en que se puede lograr con dedicación en lo que estudia y tener una actitud recia, como lo hizo Guadalupe, para llevar su ambiente a la universidad.

Las panelistas destacaron que todos podemos llegar a ser como Guadalupe, si luchamos por ser mejores personas y sabemos reconocer nuestras fortalezas y debilidades. Una persona es feliz cuando cumple la voluntad de Dios.

Una grata sorpresa causó el comentario de una de las asistentes que llegó a conocer personalmente a Guadalupe en una actividad en España.

Para las asistentes fue una gran lección aprender de Guadalupe, quien era una mujer común y corriente que entendió que para ser santa no debía ser perfecta, sino vivir con un corazón enamorado de Dios y de lo que él le pide a cada persona.