El diagnóstico fue benigno

Parecía un tumor cerebral y empezamos a encomendárselo a don Álvaro.

Hace una semana el hijo mayor de mi jefa tenía una revisión de rutina con el oftalmólogo. Dos horas después me envía un mensaje y me dice: "Seguimos con pruebas". A las 15.00 h., después de cinco horas, le dicen que parece un tumor cerebral en el nervio óptico y que hay que realizar un escaneo y, si es así, al día siguiente una resonancia. Me envió un WhatsApp y pidió que rezara mucho porque dos años antes le había pasado los mismo con una de sus gemelas y ya no quería pasar por lo mismo. Pedí a varias personas oraciones y yo empecé a pedir al beato Álvaro desde ese momento.

Un quiste tratable anualmente, sin motivo de preocuparnos

Al día siguiente le entregué una estampa del beato Álvaro y le dije: "Entre ingenieros os entenderéis; tiene algo especial con los niños, pídele para que esta tarde la resonancia dé un resultado positivo, yo desde ayer le estoy pidiendo por él". Esa tarde le hicieron la resonancia y, al día siguiente, el resultado. Me llamó para decirme: "Un quiste tratable anualmente, sin motivo de preocuparnos y ojo vago. Gracias mil, gracias por las oraciones". Yo dije: “Gracias, don Álvaro, otra vez ese amor a los niños”.

F. M., Pamplona (España)


Clic aquí para enviar el relato de un favor recibido.

También puede comunicar la gracia que se le ha concedido mediante correo postal a la Oficina de las causas de los santos de la prelatura del Opus Dei (Calle Diego de León, 14, 28006 Madrid, España) o a través del correo electrónico [email protected].

Clic aquí para hacer un donativo.

En alternativa puede enviar una aportación por transferencia a la cuenta bancaria de la Asociación de Cooperadores del Opus Dei con IBAN número ES53 2100 1547 7502 0024 4065 y BIC, CAIXESBBXXX en La Caixa (agencia urbana de la calle Cartagena, 4, 28028 Madrid, España).