Fallece el P. Alberto Vega Ponce

Ha fallecido el P. Alberto Vega Ponce, sacerdote de la Prelatura del Opus Dei. La Misa de funeral fue presidida por Mons. Víctor Hugo Palma, Obispo de Escuintla, el jueves 8 de marzo.

En primera persona

El P. Alberto Vega asistiendo a Mons. Javier Echevarría, Prelado del Opus Dei, en la ceremonia de bendición del campus de la Universidad del Istmo (julio de 2014).

La tarde del 6 de marzo falleció el P. Alberto Vega Ponce, después de una larga enfermedad llevada siempre con gran sentido sobrenatural.

Durante los casi tres años desde que fue diagnosticado de cáncer no dejó de pedir por su curación al Beato Álvaro, aunque aceptando lo que Dios quisiera. Sorprendía el sentido del humor con que llevaba las molestias propias de las quimioterapias, que le aplicaron durante la primera parte de la enfermedad, así como las limitaciones físicas consecuencia de una caída en los días de la Semana Santa del 2017, que desde entonces le forzaron a movilizarse en silla de ruedas.

Los últimos meses, ante la imposibilidad médica de nuevos tratamientos, estuvo sólo con cuidados paliativos, que agradecía mucho. Nadie le escuchaba una queja, y cuando se le preguntaba cómo se encontraba respondía siempre con una sonrisa que “muy bien”. Mientras la enfermedad se lo permitió mantuvo la actividad pastoral que le fue posible, y pudo concelebrar la Santa Misa hasta hace pocos días, incluso la misma mañana del sábado 3 de marzo, poco antes de ser trasladado al hospital. Durante sus últimas horas en esta tierra estuvo siempre acompañado por algunos fieles de la Prelatura.

Finalizaba así una vida fecunda, que comenzó en la ciudad de Aguascalientes (México), donde nació en junio de 1946. En sus años de secundaria conoció el Opus Dei, al que se incorporó en 1963; estudió Ingeniería Mecánica Eléctrica en la Universidad Nacional Autónoma de México. En 1974 se trasladó a Roma, donde se Doctoró en Sagrada Teología y recibió la Ordenación sacerdotal en 1976.

Luego de desarrollar diversas tareas pastorales en México, en 1992 se trasladó a Nicaragua, para colaborar en los inicios de la labor apostólica del Opus Dei en ese país. Llegó a Guatemala en 1996, donde fue capellán de diversas iniciativas apostólicas: el Club Nabajal, el Centro Universitario Ciudad Vieja y el Colegio El Roble, entre otras. Desde 2008 hasta el inicio de su enfermedad fue el Capellán de la Universidad del Istmo, tarea que desarrolló con alegría y gran dedicación. Quienes fueron sus alumnos recuerdan mucho sus clases, y sobre todo la iniciativa y buen humor que sabía poner para hacer la Doctrina atractiva y cercana para sus oyentes.

Sus restos fueron velados en el oratorio del Centro Universitario Balanyá. La Misa de exequias -en la iglesia Nuestra Señora de la Paz, el jueves 8 de marzo- fue presidida por Mons. Víctor Hugo Palma, Obispo de Escuintla, y concelebrada por Mons. Francis Wurmser, Vicario del Opus Dei en Guatemala, y varios sacerdotes más, con una gran asistencia de fieles. Fue enterrado al mediodía del jueves en el Cementerio Privado de la Villa de Guadalupe.