Nuestro hijo prematuro

Lucas llegó antes de tiempo: todavía faltaban seis semanas para que se completara el embarazo.

Favores por su intercesión
Opus Dei - Nuestro hijo prematuroPhoto: Wikipedia (CC)

El domingo 21 de junio de 2015 nació Lucas, nuestro primer hijo. El embarazo fue difícil. Rocío —mi mujer— estaba en reposo absoluto desde el mes de abril y finalmente acabó ingresada en el hospital durante un mes hasta el nacimiento. Lucas llegó antes de tiempo: todavía faltaban seis semanas para que se completara el embarazo. A los pocos segundos de nacer, las personas que atendían el parto notaron que existía dificultad respiratoria, por lo que decidieron su traslado a la UCI inmediatamente. Rocío estaba agotada y la llevaron a la habitación a descansar. Mientras tanto, yo acudía con frecuencia a la UCI para pedir información sobre la situación del niño. Los médicos eran muy prudentes y aconsejaban esperar. Cuando transcurrieron algunas horas, la información comenzó a ser un poco más negativa: los pulmones de Lucas no habían completado su desarrollo y además no podían descartar que padeciera alguna otra enfermedad que no podían concretar.

la radiografía de los pulmones seguía siendo negativa y además consideraban probable que Lucas padeciera otra enfermedad

Desde el primer momento nuestra familia y amigos comenzaron a rezar por la recuperación de Lucas. Teniendo en cuenta que la fiesta de san Josemaría se acercaba, comenzamos a reenviar por WhatsApp una estampa suya. Mucha gente a pesar de no practicar con frecuencia se animó a pedirle a san Josemaría por la curación de Lucas. El lunes fuimos mi mujer y yo juntos a ver a Lucas hablamos con el médico y nos manifestó que no había habido mejoría. Al día siguiente, martes, cuando el médico se acercó a Rocío y a mí nos dijo que Lucas había empeorado: la radiografía de los pulmones seguía siendo negativa y además consideraban probable que Lucas padeciera otra enfermedad. Rocío y yo lloramos juntos durante un buen rato y enseguida comenzamos a rezar el rosario. Además, escribimos a muchísima gente para que intensificaran la oración a san Josemaría. Fue increíble la gran cantidad de mensajes de apoyo que recibimos, incluso de personas que no conocíamos.

El jueves, víspera de la fiesta de san Josemaría, Lucas presentaba signos de mejoría, por lo que los médicos decidieron quitarle el oxígeno que hasta entonces le había ayudado a respirar. Sin embargo, Lucas no aguantó sin esa ayuda, por lo que rápidamente le colocaron de nuevo ese soporte. A continuación, cogimos un taxi hacia la catedral donde se celebraría la misa de san Josemaría. De forma más intensa pedimos por la curación de nuestro hijo y, con lágrimas en los ojos, volvimos al hospital para ver a Lucas antes de marcharnos a casa.

Preguntamos al médico por el estado del niño y nos dijo que estaba en perfectas condiciones

El viernes 26 de junio fuimos al hospital a primera hora de la mañana. Nuestra sorpresa fue enorme cuando al entrar en la UCI vimos a Lucas fuera de la incubadora: no tenía ni un solo cable conectado a su pequeño cuerpo. Hasta ese momento no había tomado ningún biberón, el poco alimento que le suministraron se le daba por sonda, pero allí estaba él acabándose un biberón de un solo trago. Preguntamos al médico por el estado del niño y nos dijo que estaba en perfectas condiciones: le habían hecho una nueva radiografía esa misma mañana y el resultado era absolutamente normal.

Lucas siguió en el hospital algunos días más para controlar su evolución y finalmente le dieron el alta el martes 30 de junio, nueve días después de nacer. Ahora Lucas acaba de cumplir dos años. Aunque con retraso hemos querido dar a conocer el favor de san Josemaría aprovechando la ocasión para dar muchas gracias a Dios.

M.M.T., España


Clic aquí para enviar el relato de un favor recibido.

También puede comunicar la gracia que se le ha concedido mediante correo postal a la Oficina de las causas de los santos de la prelatura del Opus Dei (Calle Diego de León, 14, 28006 Madrid, España) o a través del correo electrónico [email protected].

Clic aquí para hacer un donativo.

En alternativa puede enviar una aportación por transferencia a la cuenta bancaria de la Asociación de Cooperadores del Opus Dei con IBAN número ES53 2100 1547 7502 0024 4065 y BIC, CAIXESBBXXX en La Caixa (agencia urbana de la calle Cartagena, 4, 28028 Madrid, España).