Los mensajes de bienvenida del 27 y 28 de septiembre

​"Buenos días a todos. Bienvenidos a Madrid y a la ceremonia de Beatificación de don Álvaro", la voz de Willy Atangana recibía a los que ya habían llegado a Valdebebas a las 10 de la mañana. Tras saludar en varias lenguas, él y Marisa López presentaron el primero de los tres vídeos que se emitirían por las pantallas hasta el tramo final...

Opus Dei - Los mensajes de bienvenida del 27 y 28 de septiembre

"Buenos días a todos. Bienvenidos a Madrid y a la ceremonia de Beatificación de don Álvaro", la voz de Willy Atangana recibía a los que ya habían llegado a Valdebebas a las 10 de la mañana. Tras saludar en varias lenguas, él y Marisa López presentaron el primero de los tres vídeos que se emitirían por las pantallas hasta el tramo final, en el que la subida al altar de todos los celebrantes iría ya acompañada por una serie de lecturas y cantos para ayudar a los asistentes a prepararse para la ceremonia.

Son tres vídeos: respectivamente dedicados a Madrid, Roma y los cinco continentes. Tienen fotografías de don Álvaro y de esos lugares, algunas imágenes de vídeo del propio don Álvaro, frases suyas tamaño tuit en seis lenguas, la cortinilla del evento en muchos más idiomas... "Son unos vídeos —explica Mar López, de Hadock— pensados para un momento como ese: las personas van llegando y se ponen a leer, a hablar o a rezar mientras siguen con el rabillo del ojo algo agradable que les va introduciendo a lo que vendrá a continuación".

También se prepararon para las pantallas avisos con las frecuencias de radio en las que se transmitiría la traducción simultánea de la ceremonia en inglés, francés, alemán e italiano; recordatorios de la necesidad de recoger; menciones a colaboradores; una explicación de los proyectos de Harambee para los que se solicitaban fondos, etc.

Los conductores de todo este material eran cuatro voluntarios, dos de ellos africanos (Willy, estudiante de posgrado en Economía y premio nacional de juventud 2013 INJUVE por sus trabajos como voluntario; y Mikaela, ingeniera de Telecomunicaciones) y los otros dos valencianos (Marisa y Jordi, ambos ingenieros de Caminos como don Álvaro).

"Nunca pensé que me atrevería a hablar delante de tanta gente; pero los ingenieros de Caminos valemos para todo —cuenta Jordi—". "Ha sido una experiencia estupenda —continúa Mikaela—, y nos ha permitido ver un poco desde dentro la organización de un evento tan grande y a la vez tan familiar: desde el coro a los transportes, desde las flores a las pantallas gigantes, de los ornamentos litúrgicos o los confesionarios a las botellas de agua mineral..." "Bueno, nosotros hemos vivido en una casa de una familia de Algete, una de las muchas en las que se ha hecho hueco para los que veníamos de fuera, y hemos estado como en la nuestra —concluye Marisa—, y aunque nos paraban por la calle para hacerse fotos con nosotros, no te vas con la sensación de ser famoso sino con la de haber participado en una gran fiesta de familia".