Guadalupe, una experiencia

Objetos personales de Guadalupe Ortiz de Landázuri, las agendas con reflexiones de su puño y letra o la correspondencia que mantuvo con el fundador del Opus Dei podrán contemplarse a partir del próximo 14 de mayo en la exposición que abrirá sus puertas en el colegio Tajamar de Madrid con motivo de su próxima beatificación.

La muestra busca aproximarse al universo de la futura beata, situando al visitante en las coordenadas espacio temporales en las que se desarrolló la vida de la primera mujer del Opus Dei que subirá a los altares. Para ello se sirve de imágenes, vídeos y recursos gráficos, con los que invita al espectador a hacerse algunas de las preguntas que se hizo la propia Guadalupe y que marcaron su trayectoria, entre ellas la pregunta por el sentido de la vida.

La exposición se compone de cuatro cubos de madera de 2,3 x 3 metros que funcionan como unidades narrativas independientes, junto con un túnel que permite al visitante hacer un viaje en el tiempo, aportando las claves para comprender la vida de una mujer en la España de la primera mitad del siglo XX.

La muestra busca aproximarse al universo de la futura beata, situando al visitante en las coordenadas espacio temporales en las que se desarrolló su vida

Los cubos están elaborados en madera de pino, un material sostenible, en recuerdo de las investigaciones de Guadalupe en torno a materiales sostenibles como la cascarilla del arroz.

Las autoras del proyecto, Amaya Sánchez Ostiz y María Villarino, han jugado con las texturas, los materiales, el vintage, los objetos personales y las imágenes de la época para construir un lenguaje asequible a todo tipo de públicos: “hemos apostado por una estética visual contemporánea y una narrativa experiencial que llegue a todos, y especialmente a los más jóvenes” señala Sánchez Óstiz. “Cada visitante, además de conocer a Guadalupe, puede entablar un diálogo con ella y hacer además una reflexión sobre el trazo de su vida, sobre qué cosas le han influido y qué huella ha dejado detrás”, afirma María Villarino.

La familia Ortiz de Landázuri ha cedido algunos objetos de la futura beata, y el equipo creativo ha logrado recrear las cartas manuscritas entre Guadalupe y el fundador del Opus Dei.

La muestra permanecerá abierta entre el 14 y el 30 de mayo en el colegio Tajamar de Madrid

La muestra permanecerá abierta entre el 14 y el 30 de mayo en el colegio Tajamar de Madrid [mapa], y los organizadores esperan que acudan a visitarla entre 6.000 y 8.000 personas, la mayor parte de ellas participantes en los actos organizados en la capital de España con motivo de la beatificación.

“Nos ilusiona mucho esta exposición tanto por el contenido como por la sede, señala Ana Sánchez de la Nieta, comisaria de la exposición, y esperamos que sean muchos los que la visiten. Guadalupe fue una gran impulsora de oportunidades educativas para todo el mundo, en Madrid y en México, y precisamente por ello se ha escogido un lugar como el colegio Tajamar, una entidad que abrió sus puertas hace más de 60 años como una apuesta del fundador del Opus Dei por facilitar oportunidades educativas a personas de toda clase y condición”.

Más información: página web de la beatificación de Guadalupe Ortiz de Landázuri.