Se publican algunas cartas de san Josemaría a los fieles del Opus Dei

La santificación de la vida corriente, la humildad, el servicio y el anuncio de Cristo son los temas que abordan cuatro cartas que san Josemaría dirigió a los fieles del Opus Dei. Ahora, se publican por primera vez en la colección de Obras Completas del Fundador promovida por el Istituto Storico san Josemaría. Entrevista al editor del volumen, Luis Cano.

Opus Dei - Se publican algunas cartas de san Josemaría a los fieles del Opus Dei

- El libro, en la página web de ediciones Rialp

Con la edición de este volumen, comienza a publicarse una serie con las cartas de san Josemaría a los fieles del Opus Dei. ¿De qué tipo de cartas se trata?

Son escritos dirigidos a las personas del Opus Dei de todos los tiempos, no a destinatarios concretos. Tratan de temas relacionados con el espíritu y la historia del Opus Dei, pero en su gran mayoría tienen validez para todos los cristianos, pues sobre todo hablan del seguimiento de Jesucristo, el tema que de veras interesaba a san Josemaría. Son páginas en las que quiso verter su experiencia humana y sobrenatural, para transmitir una doctrina y unas vivencias que fueron fruto de toda una vida de oración y de reflexión. Son textos que sorprenderán por su profundidad y modernidad. Al mismo tiempo su tono es bastante familiar, como de tertulia. No son tratados, ni homilías o meditaciones: mientras se leen, es fácil imaginarse al fundador del Opus Dei que escribe o charla en la intimidad con sus hijos e hijas espirituales.

Son escritos dirigidos a las personas del Opus Dei de todos los tiempos

¿Por qué se publican ahora? ¿Nunca antes se habían dado a conocer?

Con la creación del Istituto Storico San Josemaría Escrivá, en 2001, se emprendió la publicación de las obras completas del fundador del Opus Dei, con metodología crítica, es decir, con un estudio atento de las fuentes. La puesta en marcha de este trabajo ha requerido tiempo y se han ido publicando ya diversos volúmenes de esa colección, en concreto ocho. Una vez terminada la primera fase, en la que se han editado las obras que se publicaron en vida, ha tocado el turno a los escritos inéditos. En 2017 salió el primer volumen de este tipo, con textos de la predicación. El siguiente paso ha sido ocuparse de otro gran grupo de escritos inéditos, las Cartas, en cuya edición varios miembros del Instituto hemos estado trabajando desde hace años, y en el que tenemos mucha ilusión, por el gran valor que tienen, a nuestro juicio. De todas maneras, muchos fragmentos de estas Cartas eran bien conocidos porque se han empleado parcialmente en diversas publicaciones, desde hace decenios.

¿Podría introducir los temas principales de las cuatro cartas que se dan a conocer?

La primera trata sobre la santificación de la vida corriente y del trabajo en medio del mundo, en el que los cristianos actúan como la levadura en la masa, tratando de acercar a todos a los hombres y mujeres a Cristo. Es decir, este primer texto, relativamente breve, aborda el núcleo del mensaje que difunde el Opus Dei. La segunda se centra en la humildad, como virtud imprescindible para la vida cristiana y para ser fieles a Dios. La tercera afronta el tema del servicio a Dios, a la Iglesia y a todos los hombres que los cristianos están llamados a realizar en medio del mundo. Me han parecido especialmente sugestivos y de gran actualidad algunos pasajes en los que habla del papel de los fieles laicos en la mejora y vivificación con espíritu cristiano, de las realidades políticas, sociales, culturales... en las que viven y trabajan. El tema de la libertad y del respeto de las opiniones de los demás está muy presente. Por último, el cuarto texto, más breve, presenta unas líneas guía para el anuncio de Cristo en un mundo fuertemente secularizado. El tema es cómo ejercitar la caridad en la tarea de la transmisión de la fe. Contiene una fuerte llamada a la evangelización de nuestro mundo, con un talante amable y optimista, que pienso resultará sugestivo para muchos cristianos comprometidos con la evangelización, independientemente de si conocen o no el Opus Dei.

Luis Cano, del Istituto Storico San Josemaría Escrivá.

¿Cuántas cartas existen y cuál fue el arco temporal de su escritura? ¿hay un plan de publicación previsto?

Hay 38 cartas, si se cuentan solo las que san Josemaría consideró como un ciclo, es decir un conjunto de escritos bastante homogéneos. En realidad, hay algunas más, que todavía no sabemos si incluirlas en esta serie de la Colección de Obras completas o en otras dedicadas a escritos pastorales. En total se podría hablar de 40-45 documentos con características muy parecidas. El plan es irlos publicando en los próximos años.

Además de esas cartas, dirigidas a los fieles del Opus Dei en general, ¿se publicará también la correspondencia mantenida con personas concretas?

Sí. Está previsto dedicar una serie completa al epistolario de Escrivá, del que ya han aparecido algunos ejemplos parciales en la revista Studia et Documenta. Se trata de varios millares de cartas, por lo que estamos estudiando cuándo y cómo comenzar su publicación sistemática.

¿Cuál era el contexto histórico y eclesial en que se escribieron esos textos?

A san Josemaría le interesaba dar en estas Cartas una visión acabada del espíritu del Opus Dei

No es fácil responder, porque no sabemos cuánto duró su proceso de redacción. En realidad, se podría decir que san Josemaría trabajó en algunas cartas en un arco de casi 40 años, porque comenzó a esbozarlas ya en los años 30, escribiendo textos que luego pensaba desarrollar más extensamente. Pero no retomó ese trabajo hasta muchos años después. Trabajó a fondo el entero ciclo de las Cartas, en su fase de redacción final, en un periodo que va desde finales de los años 50 hasta principios de los 70, más o menos. Es decir, en esos años reelaboró completamente los viejos textos que conservaba, agregando citas más modernas, recurriendo a expresiones y formulaciones más recientes de su pensamiento, tomadas de las transcripciones de sus propias palabras en meditaciones y charlas, y añadiendo nuevas partes de su puño y letra. Como es natural y como es fácil notar, empleó el lenguaje y las ideas que tenía en la cabeza en el momento de esa reelaboración, aunque en varios documentos quiso dejar una fecha pretérita, como una rememoración –muchas veces, enriquecida con un valor simbólico- del comienzo de esa escritura. De ahí la diferencia de estas Cartas con las misivas de su epistolario, que se editarán en otra colección aparte, como hemos dicho, en las que la datación coincide con el momento de la escritura. Todo esto se explica con detalle en la introducción a este primer volumen. Pienso que a san Josemaría le interesaba dar en estas Cartas una visión acabada del espíritu del Opus Dei, que tuviera validez perenne, antes de que el Señor le llamara a la otra vida.

A muchos años de su redacción, y teniendo en cuenta que son cartas dirigidas a los fieles de la Obra, ¿en qué ha consistido el trabajo del Instituto Histórico para presentarlas en esta colección?

El primer cometido ha consistido en examinar cuidadosamente las fuentes y el material previo que tenemos, ya que san Josemaría revisó varias veces estos textos, produciendo versiones con ligeras diferencias, algunas de las cuales destruyó, mientras que otras no: ha sido preciso realizar un trabajo crítico para cotejar y determinar la versión que él quiso dejar como definitiva. Por otro lado, se trata de una edición comentada, aunque hemos querido limitar el número de notas a lo imprescindible, para no distraer al lector del texto principal. Este primer volumen incluye también una introducción, donde se explica la historia de la redacción de estos documentos, sus características, etc., y donde se ofrece una visión de conjunto de este rico patrimonio.