Carros de acción social antes de la Beatificación

Según el Instituto Nacional de Estadísticas, en España hay 275.000 niños de menos de dos años en riesgo de exclusión social. A ellos hay que sumar los menores de 16 años y los adultos que malviven peor por los efectos de la crisis. Con el fin de colaborar con los más necesitados 43 ciudades españolas han organizado una recogida de alimentos "Álvaro del Portillo", también como preparación espiritual para la próxima beatificación del sucesor de San Josemaría.

El Prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría, ha sugerido a los fieles de la Obra prepararse para la beatificación de Álvaro del Portillo impulsando las obras de misericordia. Abonar el camino para la celebración poniendo un plus de compromiso social con las personas que lo están pasando peor. No se trata de ser solidarios por un día, sino de implicarse para hacer el mundo más humano y más justo, siguiendo el ejemplo del futuro beato madrileño.

Al hilo de las palabras y de la vida de Álvaro del Portillo, que fueron siempre un estímulo para ayudar a los demás, los organizadores de su próxima beatificación han querido que esta fiesta tenga una profunda vertiente social, que se concreta en diversas iniciativas.

43 ciudades organizarán una recogida de alimentos "Álvaro del Portillo", que se llevará a cabo en la primera quincena de septiembre

En España se han pensado acciones adecuadas a la realidad del país, y se ha propuesto a los participantes realizar, en sus ciudades de procedencia, una recogida de alimentos "Álvaro del Portillo", que se llevará a cabo en más de 40 ciudades en la primera quincena de septiembre. Los alimentos recogidos durante esos días se entregarán a entidades benéficas que se encargarán de la distribución.

Recomendaciones

La recomendación para lograr que la solidaridad de los participantes se convierta en la mejor ayuda es conseguir que los alimentos recogidos sirvan como dieta sana y equilibrado para sus destinatarios. Por razones de almacenamiento, logística y eficiencia económica, las mejores aportaciones deben basarse en tres productos básicos que garanticen el aporte suficiente y equilibrado de proteínas, grasa y energía: legumbres, cereales y aceite.

Los alimentos recogidos durante esos días se entregarán entidades benéficas que se encargarán de la distribución

Además, el consejo de los expertos que trabajan día a día para ayudar a comer a las personas más necesitadas recomienda también la consecución de pescado en conserva (preferentemente pescados azules), carnes magras en conserva, fruta fresca, caldos de carne y/o verdura, verduras en conserva, azúcar.

Los dulces y bollería industrial, por su alto contenido en grasas saturadas, son poco recomendable, así como las bebidas fermentadas y azucaradas.

Entre los alimentos infantiles, se propone dar prioridad a la leche en polvo maternizada de inicio y continuación, leche uperisada clásica entera en brick, potitos de verdura, frutas y mixtos de carne y/o pescado, papillas de cereales y maizena.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, la tasa de pobreza en España en pleno siglo XXI es del 21,8 por ciento y ese porcentaje aumenta en los menores de 16 años hasta el 24,3 por ciento. En España hay 275.000 niños de 0 a 24 meses en riesgo de exclusión social. Combatir estas cifras con hechos requiere el compromiso y la ayuda de muchas personas que entienden que colaborar para que las sociedades crezcan más humanas depende de todos.

Participación abierta

La participación en estas recogidas de alimentos está abierta a todas las personas que quieran colaborar. La coordinación dependerá de colegios, parroquias, y otras labores apostólicas que el Opus Dei desarrolla en diferentes ciudades del país.