Una carrera... ¡de obstáculos!

Mientras estudiaba quinto de Carrera en la universidad me faltó el dinero para completar el pago de la matrícula (...) Marché fuera a trabajar para conseguir el dinero que necesitaba. Al volver, el Gobierno había cancelado mi Carrera, convirtiendo la licenciatura en un grado.

Opus Dei - Una carrera... ¡de obstáculos!

Soy emigrante africano en Madrid. Aún no he logrado la nacionalidad española, pese a llevar más de 17 años viviendo en la capital.

Mientras estudiaba quinto de Carrera en la universidad me faltó el dinero para completar el pago de la matrícula. Me desconectaron del sistema informático por ese motivo, y ni podía entrar yo, ni podían tampoco entrar los profesores para ponerme las notas.

Me desconectaron del sistema informático por ese motivo, y ni podía entrar yo, ni podían tampoco entrar los profesores para ponerme las notas

Marché fuera a trabajar para conseguir el dinero que necesitaba. Al volver, el Gobierno había cancelado mi Carrera, convirtiendo la licenciatura en un grado. La única forma de conseguir aprobar yo el año y algo más de asignaturas que me faltaban era hablando, uno por uno, con cada profesor, rogándole que recordase quién era y qué nota me había puesto en el examen de su asignatura, hacía ya años, pero que no había podido ponerme en las actas, por estar borrado mi nombre en ellas.

Nadie creía que fuese posible. Muchos me decían que debería volver a comenzar la carrera matriculándome de nuevo

Un profesor amigo mío rezó con insistencia al beato obispo Álvaro del Portillo. Sucedieron milagros incontables y he conseguido completar todas mis notas, cerrar mi expediente y terminar mi carrera.

Nadie creía que fuese posible. Muchos me decían que debería volver a comenzar la carrera matriculándome de nuevo. Ahora podré hacer el doctorado con ese profesor que rezó para que lo consiguiese y que me ha propuesto hacer con él mi tesis. ¡Gracias, Dios mío, por el favor tan grandísimo que me has concedido por la intercesión de tu siervo don Álvaro!

Para enviar el relato de un favor recibido por intercesión del Beato Álvaro del Portillo.

Para enviar un donativo.