Etiqueta: En primera persona

Hay 23 resultados para la etiqueta "En primera persona"

La libertad de establecer prioridades en la vida

“El número de horas que dedicaba a mi trabajo no me permitía dedicar tiempo a mi familia”, explica Martin. La oración, la formación cristiana que recibe y el consejo de su mujer y sus amigos le han ayudado a tomar una decisión para lograr el equilibro.

Testimonios

¿Es posible entender el dolor?

Cristiane es nutricionista y trabaja en un hospital en Brasil, donde trata a diario a personas que sufren de enfermedades crónicas. Quizás esto la ha llevado a reflexionar especialmente sobre el significado del dolor y el sacrificio.

En primera persona

«¿Rendirse? Jamás. Dios saca siempre algo bueno»

Antonio trabajaba vendiendo ropa, pero el negocio quebró. Probó con la venta de autos de colección y tampoco le fue bien. Se lanzó con la agricultura, pero una plaga les hizo perder una cosecha. En 2017 el Huracán María arrasó con todo. A los diez días no tenía absolutamente nada: ni agua, ni luz, ni alimento para sus hijos. Aprendió de san Josemaría a confiar en Dios y seguir hacia adelante.

En primera persona

Henrique: viaje desde el comunismo a la fe

“¿Quién de mis amigos hubiera apostado por mi conversión? ¿Quién en mi familia? Ni ellos... ni yo”. Henrique vive en Portugal. Durante muchos años abrazó el comunismo como solución a los problemas del mundo. Ahora, tras haber descubierto la fe, relata su viaje y los descubrimientos que ha hecho en el camino.

En primera persona

Marian: Salir de la propia burbuja

Marian vivía en una “burbuja”. Tenía todo lo que necesitaba: familia, colegio, amigos. Al tener que hacer servicio comunitario como requisito en su colegio, empezó a darse cuenta de las necesidades que pasan muchas personas. La idea de san Josemaría de que “de 100 almas nos interesan las 100”, la anima a seguir trabajando para servir a los demás.

En primera persona

Aprender a perdonar de la mano de Dios

Patricia recibió el impacto de una bala que iba dirigida a otra persona. Unas horas más tarde, agotados todos los medios de la medicina y después de recibir los últimos sacramentos, falleció. En este relato de fe, dolor y perdón este matrimonio enseña que el mal nunca tiene la última palabra: “El Señor me había dado la fuerza para perdonarlo”.

En primera persona