Sigue ayudando desde el Cielo

El beato Álvaro se hace cargo de las oraciones de muchas personas e intercede por ellas ante Dios. Esta es una selección de favores que el beato ha concedido desde su beatificación y que han relatado sus protagonistas.

Opus Dei - Sigue ayudando desde el Cielo

(Más información sobre el beato Álvaro en su website: www.alvarodelportillo.org)

1. Trabajo gracias al beato Álvaro

Estoy convencida de que encontré trabajo gracias a don Álvaro. Estaba en una situación desesperada y me ayudó a lograr un trabajo acorde con mi preparación, muy cerca de mi casa, además, y con personas a las que creo que nuestra fe puede aportar mucho. Muchas gracias, don Álvaro, espero poder darle muchas más gracias en adelante, y que mucha más gente pueda hacerlo, pues estoy dándole a conocer entre mucha gente. Muchas gracias.

M. J. P., 12 de mayo de 2015

2. Un arreglo en el coche

Hace un año o así tuve un problema serio con el coche, pues se me estropeó el embrague y repararlo me iba a costar 500 euros. En aquel momento yo no podía pagar esa cantidad sin hacer un agujero en los ahorros que tenía con mi novia (hoy esposa), así que llamé al taller oficial de la marca e intenté negociar un precio más bajo. Hablé con un hombre que me decía que era imposible, pues el coche ya no estaba en garantía y cualquier rebaja sería un privilegio al que no tenía derecho. Colgué desanimado. Aun así, decidí rezar al entonces Siervo de Dios Álvaro del Portillo un poco a mi manera, pues no me sé la oración de la estampa ni la tenía.

Inmediatamente me llamó el hombre del taller y me dijo que al colgar se lo había comentado a su jefe y éste le había dicho que me harían el arreglo completamente gratis, como si la garantía no hubiera caducado. Desde entonces, todo lo que le he pedido al beato me lo ha concedido.

Por eso, cuando el mismo día que se celebraba la primera fiesta del beato (12 de mayo), el médico nos informó a mi mujer y a mí que tendríamos un hijo, decidimos llamarlo Álvaro.

M. A. T., 5 de junio de 2015

3. Una avería en el calentador de agua

Para agradecerle a don Álvaro el favor que me ha hecho, paso a ponerlo por escrito. En la residencia donde trabajo uno de los bojlers (calentador de agua) destinados a calentar el agua de uno de los edificios de la residencia se estropeó. Llamamos a una firma para que hiciera la reparación. Al revisarlo y buscar la causa, nos dijeron que era necesario cambiar una pieza cuyo coste era de unos dos mil euros y que por tanto compensaba comprar uno nuevo. Hay que decir que el bojler es relativamente nuevo, no tiene más de ocho años. Como nos pareció un poco caro, pedimos a otras dos empresas que vinieran a revisarlo y llegaron a la misma conclusión. Llamamos a la persona que había instalado el aparato. La mañana que iba a venir le pedí a don Álvaro que por favor no fuera esa la avería, ya que en estos momentos nos es imposible afrontar un gasto tan alto y, al mismo tiempo, no podíamos seguir sin agua caliente. Al llegar esta persona, revisó otra vez el bojler y nos dijo que iba a cambiar un sensor para ver si así se solucionaba. Hizo el cambio de la pieza y el bojler ha vuelto a funcionar sin problemas.

R. A., 4 de marzo de 2015

Fotos de Ismael Martínez4. Una semana después de la beatificación

Deseo publicar mi anónimo agradecimiento por el milagro de don Álvaro de que encontrase un buen trabajo en la materia de mis estudios, en menos de una semana desde su beatificación, que tuve el gusto y la alegría de vivir en Valdebebas. Me encontraba a tan sólo unos días que me quedase sin recursos propios para mantenerme independiente. Ahora le pido que, además de la estabilidad, pueda recuperar y mantener recursos para no necesitar ese tipo de ayuda de mi familia y poder yo contribuir, ayudarles y formar mi propia familia. Muchas gracias, don Álvaro.

Anónimo, 31 de marzo de 2015

5. Una beca para la Universidad de mi hija

Llevo rezando mucho tiempo la estampa de don Álvaro. Tuve la suerte de conocerle y le tengo mucha devoción. Le recé para pedirle que le concedieran una beca a mi hija para seguir estudiando en la Universidad […]. Nuestra situación económica no es buena, y no podíamos pagar. Para ella y para nosotros era muy importante que pudiera seguir estudiando. Ayer le comunicaron que se la habían concedido, gracias a la intercesión del beato Álvaro. Gracias.

M. P., 29 de julio 2015

6. ¡Que se encienda!

Buenos días, me gustaría dejar constancia de un favor concedido por la intercesión del beato Álvaro. Soy enfermera, desde octubre de 2014 vivo en Congo R.D. y trabajo como profesora en el ISSI (Institut Supérieur en Sciences Infirmières), una iniciativa impulsada por el beato Álvaro... pero eso es otra historia. Hoy mismo, cuando he llegado a trabajar el ordenador no se encendía, después de varios intentos sin éxito, he pensado encomendárselo al beato Álvaro, y después de rezar tres veces su estampa, me he dirigido al beato Álvaro y le he dicho algo así como: por favor haz que se encienda... si lo haces, lo escribo. Pues bien, lo prometido es deuda. Aquí está este favor, que testimonia que no es necesario esperar grandes milagros, sino milagros en la vida ordinaria, encomendados a grandes santos.

O. T., 12 de agosto de 2015

7. Amén: y apareció el pedido extraviado

Tengo una empresa dentro del giro de productos ópticos. Hacemos importaciones frecuentemente. En este mes de julio, decidimos hacer una particularmente grande. El proveedor nos mandó 6 bultos en total. Uno, el más valioso, se extravío y no llegó a Guatemala.

Decidí, luego de dos días sin noticias, rezar una estampita al beato Álvaro. Me quedé muy sorprendido del resultado, justamente terminando el gloria, me llamó el encargado de importaciones, la caja tan valiosa apareció en Venezuela y ya pronto la tendríamos en Guatemala. ¡Gracias al beato!

M. F. A., 18 de agosto de 2015

8. Para no tener pesadillas

Tengo 11 años y por eso no tengo correo electrónico. Les dejo el de mi padre. Les escribo para contarles que el beato Álvaro me ayuda mucho a no tener pesadillas.

I. S. H., 31 de agosto de 2015

Para enviar el relato de un favor recibido.

Para enviar un donativo.