Sale a la luz un nuevo tomo de «Studia et Documenta»

El séptimo volumen de la revista anual del Instituto Histórico san Josemaría sale a la luz con nuevos estudios. Entre otros, destacan el artículo sobre el cardenal Roncalli, futuro Juan XXIII, y san Josemaría; un estudio sobre más de cien predicaciones del fundador del Opus Dei entre 1938 y 1946, y el comienzo del Colegio Romano de Santa María, centro de estudios internacional en Roma.

Opus Dei - Sale a la luz un nuevo tomo de «Studia et Documenta»

El séptimo número de «Studia et Documenta», la revista anual del Instituto Histórico san Josemaría Escrivá de Balaguer, acaba de publicarse con diversos estudios, que dan a conocer documentos inéditos sobre la historia del Opus Dei.

Uno de los artículos que desvela particulares novedosos es el dedicado a un viaje que hizo a España en 1954 el cardenal Roncalli, ahora beato Juan XXIII, durante el cual fue acogido en dos residencias de estudiantes universitarios, obras de apostolado corporativo del Opus Dei, en Santiago de Compostela y Zaragoza. Utilizando fuentes de primera mano, Alfredo Méndiz da cuenta de la positiva impresión que de esa experiencia sacó Roncalli, y concluye con un breve epígrafe en torno a la posterior relación del Papa Juan XXIII con Josemaría Escrivá de Balaguer.

Ministerio sacerdotal de san Josemaría

El cuaderno monográfico con que se abre la revista aborda diversos aspectos del ministerio sacerdotal del fundador del Opus Dei en los años 30 y 40. El primer trabajo saca a luz un tema prácticamente desconocido: los comienzos del Opus Dei entre las mujeres. Gloria Toranzo ha realizado una minuciosa búsqueda en archivos eclesiásticos y civiles, y ha entrevistado a varias personas que conocieron a aquellas primeras mujeres que se involucraron en la actividad apostólica de san Josemaría durante la década 1930-40. Fueron unos comienzos difíciles, y al cabo casi todas aquellas personas, a pesar de su generosa respuesta inicial a la llamada a buscar la santificación a través del trabajo, abandonaron el Opus Dei, por muy diversos motivos.

San Josemaría y el Venerable Álvaro del Portillo en el crucero de Seefeld, durante su estancia en Austria en 1955.

El segundo artículo reconstruye uno de los viajes que hizo san Josemaría durante la guerra civil española para visitar a jóvenes que habían frecuentado en Madrid, antes de 1936, las actividades de formación cristiana y se encontraban dispersos por la Península Ibérica. El autor, Joaquín Herrera Dávila, buen conocedor del ambiente andaluz, traza con detalle el itinerario de san Josemaría desde Burgos hasta Sevilla y Córdoba, sirviéndose de testimonios de la época –entre los que destacan dos cartas del propio Escrivá de Balaguer− y presentándonos un vivo cuadro de lo que suponía desplazarse por la España en guerra en abril de 1938.

Constantino Ánchel es el autor de un estudio sobre ciento diecisiete actividades de predicación de san Josemaría –algunas, desconocidas hasta ahora−, fechadas entre 1938 y 1946. Dirigidas a un amplio abanico de público –sacerdotes, religiosos, militantes de asociaciones católicas, estudiantes, profesores de Instituto, empleadas domésticas...−, tuvieron lugar en una veintena de localidades distintas. En esa investigación, Ánchel se ha servido de anotaciones del propio Escrivá de Balaguer, de diarios de los centros del Opus Dei y de notas tomadas por participantes en las actividades.

En la sección Studi e Note, Martín Ibarra presenta un estudio sobre la etapa del joven Escrivá en el colegio de las Escuelas Pías de Barbastro (1908-1915). Otro artículo hace la historia de los tres viajes de Escrivá de Balaguer a Austria, entre 1949 y 1955, que pusieron las bases para el futuro establecimiento del primer centro del Opus Dei en ese país, en 1957, y en el que el fundador rezó con especial intensidad, confiando en la intercesión de la Virgen, "Stella Orientis", por la futura expansión apostólica en los países que se encontraban entonces tras el "telón de acero". El autor del artículo es Ricardo Estarriol.

Autógrafo del fundador del Opus Dei, en el que confía a "Sancta Maria, stella orientis" la expansión apostólica en los países que se encontraban tras el telón de acero.

Colegio Romano

La puesta en marcha del Colegio Romano de Santa María nos pone ante otro singular esfuerzo de san Josemaría por abrir nuevos caminos; llevado, en este caso, por el deseo de que las mujeres tuvieran acceso a las universidades eclesiásticas para estar en mejores condiciones de transmitir la doctrina católica. Tras un resumen del status quaestionis sobre la presencia de la mujer en la universidad, María Isabel Montero da a conocer las gestiones que san Josemaría llevó a cabo ante la Santa Sede para que tal posibilidad fuera tomada en consideración. Su estudio revela también las dificultades que presentaba la empresa de poner en marcha un centro internacional de estudios, debido al escaso número de mujeres en la Obra. Los esfuerzos culminaron en la erección, en diciembre de 1953, del Colegio Romano de Santa María, por el que han pasado ya más de mil trescientas alumnas provenientes de sesenta y dos países de los cinco continentes.

Primera promoción del Colegio Romano de Santa María, que comenzó su andadura en 1953 y por el que han pasado ya más de mil trescientas estudiantes.

La sección “Studi e Note” se cierra con una colaboración de Adelaida Sagarra. Tomando como ejemplo la Escuela Hotelera Zunil (Guatemala), puesta en marcha en 1956, muestra un modelo de integración social entre la cultura maya y la cultura hispana, entre el ámbito rural y el urbano, inspirado por el fundador del Opus Dei.

La sección dedicada a documentos inéditos ("Documentazione") comienza con una aportación de José Luis González-Gullón, que edita unos apuntes tomados en el año 1934 por Ricardo Fernández Vallespín, en los que quedan reflejados el ambiente sereno de trabajo y amistad que se respiraba en la Academia DYA, primera sede del Opus Dei, en una España por entonces política y socialmente agitada, y la actividad pastoral de Escrivá de Balaguer.

En otro artículo, Francisca Colomer saca a la luz un informe de Prudencio Melo y Alcalde, arzobispo de Valencia, dirigido al nuncio en España, Gaetano Cicognani, en 1941. Circulaban por entonces en España noticias negativas sobre la actividad del Opus Dei, que traspasaron las fronteras y llegaron a Roma. De forma confidencial, el nuncio recabó datos de varios obispos para informar a la Santa Sede: Melo y Alcalde fue uno de ellos.

José Luis González-Gullón edita unos apuntes tomados en 1934 por Ricardo Fernández Vallespín, en los que quedan reflejados el ambiente sereno de trabajo y amistad que se respiraba en la Academia DYA

En la sección “Notiziario” se incluye una completa información del estado de los dieciséis procesos de canonización de personas del Opus Dei actualmente en curso, preparada por José Carlos Martín de la Hoz.

Las secciones “Recensioni” y “Schede” ofrecen reseñas de un total de veintidós publicaciones, seleccionadas entre los libros más recientes relacionados con san Josemaría y el Opus Dei.

El elenco bibliográfico que cierra el número es el último de los que hasta ahora ha venido publicando “Studia et Documenta” con la bibliografía general sobre el Opus Dei, su Fundador, y sobre los prelados Álvaro del Portillo y Javier Echevarría, hasta el año 2002. En números sucesivos se dará cuenta de la bibliografía posterior a esa fecha.

Relevo en la dirección

Con el presente volumen hay un cambio al frente de la revista: José Luis Illanes, hasta ahora director de “Studia et Documenta”, da el relevo, después de diez años, a Carlo Pioppi, que ha trabajado a su lado desde el primer momento como subdirector. El Profesor Pioppi enseña Historia de la Iglesia en la Pontificia Università della Santa Croce (Roma).

Para más información puede visitar la web del Instituto Histórico san Josemaría Escrivá de Balaguer www.isje.org