¿Por qué venir a la canonización?

"Quiero estar presente ese día para apoyar mucho al Papa en su empeño por hacer llegar el mensaje de Cristo a todos los rincones de la tierra": este mensaje de Aurora, de Venezuela, es uno de los cientos de "e-mails" recibidos en la sección Porqué venir de la página web de la canonización, que recoge testimonios de personas de 41 países que explican los motivos que les mueven a viajar a Roma para asistir a la canonización del beato Josemaría.

Favores por su intercesión

Desde Polonia llega un mensaje de Alexandra : "Estaré en la canonización para agradecer al beato Josemaría su fidelidad. Llegaré con toda mi familia porque todos tenemos muchas intenciones para pedir y dar gracias". También Celma , de Brasil, cruzará el Atlántico "para estar con el Papa y poder agradecer el gran don que monseñor Escrivá ha sido para todos nosotros" .

Numerosos mensajes ponen de relieve el deseo de agradecer al nuevo santo favores concretos, curaciones, etc. Así, Erica (Argentina) escribe: "Por intercesión del beato Josemaría logré curarme después de 16 años de anorexia y bulimia y desde entonces espero el momento de poder dar gracias a Dios por esta segunda oportunidad que me ha dado: la de buscar a Dios todos los días, amando cada día más y redimiendo con mi vida ordinaria de esposa, madre, amiga...".

En otro mensaje se lee: "Mi sueño es estar presente y darle testimonio de la gratitud infinita que tengo por su intercesión para permitirme vivir después de un trágico accidente el 11 de diciembre de 1998 del que resulté con muerte clínica" ( Lucrecia , México).

Desde España llega el testimonio de Nacho : "Iré a Roma porque gracias a él he perdido el vértigo. Tengo catorce años. Soy el más pequeño de cuatro hermanos. Cuando tenía 4 años tenía ataques de vértigo infantil y por eso no pude ir a Roma a la beatificación de Josemaría, el 17 de mayo de 1992. Aquel día, mis padres rezaron por mí en la Misa, durante la consagración. Ese día tuve el último ataque de vértigo. He perdido el miedo a todo y, aunque todavía no tengo el dinero, estaré en Roma el 6 de octubre".

Y así se expresa el colombiano Francisco : "Quiero agradecerle tantos favores que me ha hecho en los últimos 21 años, porque incluso puedo decir que me salvó la vida hace exactamente 10 años".

"Voy a Roma para la canonización de Josemaría Escrivá para agradecer a Dios todas las gracias recibidas por su intercesión, escribe Houessou de Costa de Marfil". Como él, muchas personas manifiestan su deseo de venir a Roma para agradecer a Josemaría Escrivá favores espirituales: " Yo quiero asistir a la canonización, se lee en el mensaje de Philippe de Francia, para agradecer todo lo que ha cambiado mi vida desde hace diez años hasta hoy. De hecho, yo no rezaba nunca y, ahora, rezo a Cristo, iba por la calle sin sentido y ahora, a pesar de mis pecados tengo más alegría en las cosas que hago".

Don Edmondo , sacerdote italiano, escribe: "Deseo vivamente estar presente en la canonización del Beato Josemaría para pedirle que me ayude a ser un sacerdote santo como él lo fue. Quiero, además, agradecer tantas gracias como me ha concedido en estos años de formación". Y don Abelardo , desde Venezuela, afirma: "En 1990 leí por primera vez su biografía. Me impactó tanto que me ayudó a dar el paso decisivo en mi vocación al sacerdocio. Ya tengo cuatro años de sacerdote. ¿Cómo no venir y agradecer?".

"Al nuevo santo debo «mi amor a Cristo»", escribe Markus Schwarz (Austria), por este motivo, para mi y para mi familia estar en la canonización es un signo de reconocimiento".

No faltan quienes vienen a la canonización para rezar por alguna intención concreta: implorar a Dios "a través de la intercesión de mons. Escrivá, que conceda a mí y a todos los hombres una verdadera conversión y la santidad de vida" ( Zen , Filipinas), "pedir la intercesión del padre Josemaría para que todos podamos superar el mal con abundancia de bien" ( Teresa , Portugal), "para enriquecer mi fe y acercarme más a Dios" ( E.T.Mallonga , Holanda), "crecer en la Fe, con la esperanza de ser un buen cristiano" ( Vicente , España), etc.

Entre otras razones, María Rosa , de Cuba, asistirá a la ceremonia de canonización "para asegurar que haya alguien de mi país en la plaza". Y María Cristina , de Colombia, explica: "Dios mediante, asistiremos a la canonización, mi esposo, mi hija menor y yo. Queremos pedir también por nuestro país y por la santificación de todos nuestros seres queridos".

Sol , de El Salvador, cuenta así las razones de su peregrinaje: "La frase que más me gusta del beato Josemaría es: 'La felicidad del Cielo es para los que saben ser felices en la tierra', y cada día he constatado la verdad que encierra. Voy a agradecerle todo y a pedirle que me ayude a intentar ser santa como él quiere que lo sea". Gabriel , de Perú, viajará a la ciudad eterna porque el beato Josemaría "ha cambiado la vida mía y de muchos. Cuando habló de la santidad en medio del mundo, me cambió el enfoque total".