Harambee, el desarrollo integral de África pasa por la educación

¿Cómo influye la educación superior en el crecimiento económico y social de la región subsahariana? Se lo han preguntado los miembros del Comité Cultural de Harambee Africa International, la ONG creada con motivo de la canonización de san Josemaría Escrivá de Balaguer.

Opus Dei - Harambee, el desarrollo integral de África pasa por la educación

La investigación de Harambee ha producido un informe, presentado el pasado 10 de noviembre y editado por el Comité Cultural, que tiene como objetivo fomentar una información adecuada sobre África y promover nuevas formas de desarrollo en el continente africano.

El aumento de la inversión pública y privada en educación ha conducido a un aumento de la alfabetización

El informe se centra en Nigeria, la República Democrática del Congo, Costa de Marfil y Sudáfrica. El informe muestra que el aumento de la inversión pública y privada en educación ha conducido a un aumento de la alfabetización, a una escolarización más generalizada y a un aumento de la matriculación universitaria en los últimos años.

Esto significa que existe una mano de obra más formada, que contribuye al desarrollo económico y social del África subsahariana. De la misma manera, sin embargo, este progreso no deja de lado los problemas y debilidades, que son comunes a los cuatro países analizados. Uno de cada cinco africanos en edad de trabajar sigue desempleado, a pesar de que cada vez hay más personas que consideran que la educación es una prioridad absoluta.

El informe presenta los factores generales y específicos del sistema educativo. Entre los primeros, el bajo nivel de gasto en educación, el bajo PIB combinado con el crecimiento de la población. Entre los específicos, cada país tiene diferentes cantidades y calidades de profesores, así como diferente niveles de infraestructuras.

Y luego hay críticas más generales, dadas por las privatizaciones y la descentralización, que también debilitan la acción de los Estados.

El informe subraya la necesidad de reciclar a los profesores, mejorar las infraestructuras, apoyar las becas y planes de estudio adaptados a las necesidades del mercado laboral.

Agenda 2063

Todo ello en el contexto de la Agenda 2063, es decir, "el plan de transformación de África". Esbozado en 2013 por los 54 miembros de la Unión Africana, el plan representa un programa de cincuenta años que pretende construir "un África próspera y unida" y promover un "Renacimiento africano", basado en la inversión pública y privada en educación, tecnología, ciencia e investigación, con el objetivo de que al menos el 70 por ciento de los graduados de las escuelas secundarias se matriculen en cursos de licenciatura, y que al menos el 70 por ciento de estos últimos se gradúen en ciencia y tecnología.

El informe fue escrito por los profesores Raoul Kienge-Kienge Intudi, de la Universidad de Kinshasa (RD Congo); Philémon Muamba Muamba, de la Universidad Católica de Kinshasa (RD Congo). Congo); Fatou Ouattara-Soro, Félix Houphouët-Boigny University (Costa de Marfil); Marguerite Kouassi, University of the Lagoons (Costa de Marfil); Theresa Okaford, Quality Assurance and Research Development Agency (Nigeria); Princess Anifowose y Eugene Ohu, Lagos Business School (Nigeria); Michele Aucokc y Andres Merino, University of the Witwatersrand (Sudáfrica).

El estudio fue presentado en Roma en la reunión anual de los comités Harambee de los diferentes países, durante la cual se revisan los resultados obtenidos en el último año y se establecen las prioridades para el nuevo año.

El encuentro también permitió profundizar en el estudio de África con la participación de algunos expertos (Carlo Papa, director de la Fundación Enel, y Giovanni Mazzacani, economista) y acogió la segunda edición del encuentro "Harambee Youth", un intercambio de experiencias entre jóvenes voluntarios activos para Harambee.