“Hacer de mi día a día algo extraordinario”

Celebración de la Fiesta de San Josemaría en Pavas, Costa Rica

Opus Dei - “Hacer de mi día a día algo extraordinario”

Por la fiesta de San Josemaría Escrivá de Balaguer (26 de junio), la noche del pasado viernes 25 de junio del 2021, en la iglesia de Santa Bárbara de Pavas en San José, Costa Rica, se celebró una misa solemne.

La iniciativa de esta especial celebración surgió gracias al impulso del párroco Gerardo León. Con el apoyo de alumnas y padres de familia del Proyecto Educativo Surí, ubicado en Pavas, donde la formación está inspirada en las enseñanzas de San Josemaría Escrivá, Fundador del Opus Dei

La misa solemne fue presidida por el padre Francisco Núñez y la concelebraron otros cuatro sacerdotes. Asistieron alrededor de 200 personas, obedeciendo al aforo y siguiendo las normas sanitarias vigentes.

Dentro de los fieles presentes, estaban alumnas y exalumnas del Colegio Surí, junto con sus familias, así como personal docente y administrativo del proyecto. Además de otros fieles de la Prelatura, que se unieron a la celebración.

Exalumnas agradecidas con Surí

Entre las exalumnas estaban presentes cinco jóvenes que cuentan cómo su vida cambió, tras la formación recibida y conocer el mensaje de San Josemaría.

Para María Paula Alvarado, exalumna de Suri, de 21 años y estudiante de Educación Preescolar, la enseñanza más importante que ha recibido de la vida de San Josemaría es “hacer de mi día a día algo extraordinario. Siendo feliz y paciente en lo que hago porque es mi camino vivo para llegar al Cielo”.

La exalumna Nicole Valerio, emprendedora de 19 años, señala que para ella “lo más importante que pudo habernos dejado San Josemaría es que no importa en donde te encuentres, la oportunidad para santificarte y para crecer en la relación de amor personal con Cristo empieza desde el momento en que abrimos nuestros ojos cada día¨. Además recuerda que era estudiante del proyecto en un momento muy difícil de su adolescencia cuando “Surí me enseñó cómo enamorarme y conocer a Dios cada día”.

La exalumna y estudiante de Terapia Física, Sofía María Ureña, comenta que “sin Surí probablemente, no creería en Dios o tendría una fe muy turbia, sin fundamentos, sin una vivencia personal”. Conocer la vida de San Josemaría le supuso “un cambio de mentalidad ante la vida”, además de aprender sobre la importancia del trabajo y de cómo es el camino de santificación.

Adriana, exalumna junto con su familia luego de la celebración

Adriana Fonseca, estudiante de Relaciones Públicas, también estudió en el Proyecto Educativo Surí. “Me dio las bases necesarias para salir al mundo y mejorar mi relación con Dios”, comenta. Lo más importante que aprendió de San Josemaría es “poder ganarme el Cielo en medio de lo ordinario, haciendo el trabajo bien hecho”.

Para Adriana, participar en la misa por la fiesta de San Josemaría “es súper especial, ya que me encanta la Eucaristía y es un amor que sin duda me inculcó el colegio”. Por esa razón, señala, “celebrar esta fiesta en honor a un santo que le tengo mucho cariño es muy bello. Además que me ayuda a recordar sus enseñanzas y compartirlas con los demás”. Un sentir que sin duda los demás fieles presentes y los concelebrantes compartieron durante la misa.

Durante la celebración se expuso una reliquia de San Josemaría para la veneración, que permanecerá en la parroquia hasta el 25 de noviembre de 2021.

Para conocer más del Proyecto Educativo Surí pueda dar click aquí.