Elkarrekin bai: cocina de sueños africanos

Dicen que soñar es gratis, pero lo que no es tan fácil es conseguir hacer esos sueños realidad. Sin embargo, hay personas que, desde su cocina, amasan sueños, los cuecen a fuego lento y consiguen que en Kenia se hagan realidad.

Iniciativas
Opus Dei - Elkarrekin bai: cocina de sueños africanos Rafa Gorrotxategi, Richard Daulay, Iker Markinez, Inaxio Muguruza, Félix Manso y Josemari Barriola en Hika.

La Asociación Harambee Africa International, nacida en 2002 con motivo de la canonización de san Josemaría promueve iniciativas de educación en África: proyectos de desarrollo y actividades de comunicación y sensibilización en el resto del mundo con el objetivo de profundizar en el conocimiento de la cultura africana.

Este año, la ONG ha puesto en marcha en Gipuzkoa el proyecto “Afrika, Elkarrekin bai”. Su objetivo es ayudar a 12 chicas kenianas a costear sus estudios de hostelería en las escuelas Kibondeni (Nairobi) y Tewa (Mombasa) para que lleguen a ser chefs y, con su trabajo, ayuden a su familia además de contribuir al desarrollo de la población donde viven.

Kentaro y Gorka Irisarri, después de la rueda de prensa en Atalaia.

12 chicas que no renuncian a soñar

Lillian, Damaris, Owino, Irene, Josette, Christine, Jackeline, Catrine, Pauline, Elizabeth, Monica y Stencey. Son 12 chicas kenianas. Viven en distintos poblados del país. No tienen medios económicos. Son de familias pobres, en su mayoría desestructuradas. Tienen más hermanos. Son trabajadoras y luchadoras. Y comparten el mismo sueño: ser chefs. Les apasiona la cocina y les gustaría poder estudiar un grado de hostelería. La mayoría lo han empezado, pero no pueden continuarlo por falta de recursos financieros para pagar su matrícula y su alojamiento.

Los artífices

Ellos son expertos y grandes profesionales de la gastronomía. Saben lo que es empezar de cero y sacar adelante su propio negocio. Esfuerzo y constancia; ilusión y trabajo en equipo; innovar y probar cosas nuevas; ferias, concursos, eventos… Son inquietos y de los que consiguen alcanzar sus metas porque le meten horas.

Trabajar duro y disfrutar en la cocina es un “dos en uno” en su día a día. Están agradecidos a quienes años atrás apostaron por ellos, les dieron una oportunidad, les enseñaron lo que sabían para que llegaran más lejos. Y ahora, ¿cómo van a mirar a otro lado cuando les piden ayuda?

Inaxio Muguruza es el gran capitán de este barco. Y el resto de la tripulación un equipo cinco estrellas: Iker Markinez, Roberto Ruiz, Iñigo Lavado, Rafa Gorrotxategi, Rafa Txapartegi, Gorka Irisarri, Natxo Gracia... Más de 20 “sukaldaris” (“Cocineros” en euskera) participan en el proyecto.

La receta

En Elkarrekin Bai, la manera de “cocinar” sueños está abierta a la creatividad de los protagonistas y cada uno de ellos lo ha concretado como le ha parecido mejor. En una lluvia de ideas, algunos propusieron organizar dos cenas solidarias como pistoletazo de salida de la campaña de recaudación de fondos. Y así lo hicieron. Una en Amasa y otra en Ficoba. Dos cenas con dos chefs al timón dirigiendo al resto de sukaldaris, dispuestos a trabajar compartiendo filas en los fogones para la causa.

El resultado

Como era de esperar, hubo llenazo y hay quienes se quedaron con las ganas, porque el aforo se completó rápido. Más de 90 personas se dieron cita el 26 de abril en Hika Txakolindegia, de Roberto Ruiz, recién abierto y de estreno, listo para acoger este evento solidario.

Y en Ficoba, en el Restaurante Singular de Íñigo Lavado, casi otro centenar revivió esta fiesta el 17 de mayo, al son de la música de la Banda de Pífanos y Tambores de la Cofradía Anaka, que hicieron bailar a todos.

Los sukaldaris, además de dejar el listón bien alto, disfrutaron como los que más de la noche, compartiendo su lugar de trabajo con compañeros y amigos de profesión tan queridos.

Gota a gota

En total se necesitan 12.730€ para que estas 12 chicas, de aquí a tres años, terminen de estudiar hostelería. La cifra se ha reducido a menos de la cuarta parte gracias a donativos, las iniciativas individuales que están llevando a cabo cada cocinero y lo obtenido en las cenas anteriores. ¡Y esto no ha hecho más que empezar!

Un conocido sukaldari de Tolosaldea quiere organizar una cena solidaria en su zona, los de Urola-Kosta también quieren aportar su granito de arena con el “príncipe del rodaballo” a la cabeza y el presidente del casino de Tolosa apostará para que Afrika Elkarrekin Bai, sea el destino de la cena solidaria de este año. Seguiremos cocinando sueños hasta que los consigamos hacer realidad.

Eskerrik asko!