El Padre en Costa Rica

El Padre llegó a San José (Costa Rica) el 27 de enero (2019) aproximadamente...

Opus Dei - El Padre en Costa Rica

El Padre llegó a San José (Costa Rica) el 27 de enero (2019) aproximadamente a las 4:15 de la tarde proveniente de Panamá, después de unos inolvidables días participando en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). Durante esas jornadas una gran cantidad de jóvenes escucharon con atención su catequesis y fueron muchos quienes se acercaron a saludarle.

Al llegar al Centro Universitario Miravalles, centro de la Obra donde se alojará durante sus días en San José, al Padre le esperaban varias familias para darle la bienvenida. Un bullicioso ambiente se armó que tuvo como protagonistas a una gran cantidad de niños pequeños. Una de las familias vive en Ciudad Neilly, cerca de la frontera con Panamá; otra en San Luis de Santo Domingo de Heredia y otra en Curridabat, suburbio de la ciudad capital. Pudieron conversar varios minutos y al final el Padre les dio la bendición.

Posteriormente saludaron al Padre varios universitarios que esperaban ansiosamente. Luego el Padre pasó a saludar a un grupo de fieles de la Obra que le esperaban en Guaitil, Academia de Alta Cocina, contiguo a Miravalles.

Por la noche el Padre tuvo su primera tertulia con un grupo de fieles de la Obra. Uno de los presentes contó al Padre como a un muchacho con el que había coincidido en el vuelo de vuelta a de Panamá y que quería ser sacerdote, le había hecho mucho bien “Forja”. José Daniel le comentó al Padre de “Camino” y como a un grupo de amigos y a su novia les hacía un gran bien. Por un comentario que hizo uno de los presentes, el Padre se extendió sobre el tema de no tener miedo y como la Sagrada Escritura contiene muchas partes sobre el “no tener miedo” y saber que Dios siempre está con nosotros. Recordó unas palabras de nuestro Padre cuando comentaba que quien tiene miedo no sabe querer. Y animó a no tener miedo a las exigencias de Dios. Otro leyó un mensaje que le llegó por whatsApp de un fiel de la Prelatura que al final de la JMJ, pudo despedirse del Papa y le agradeció lo que hace por la Iglesia, y que en la Obra estamos acompañándolo con nuestras oraciones. Durante la tertulia hubo comentarios que hicieron reír a todos los presentes, hasta que llegó el momento en que el Padre se retiró a descansar. Quedan por delante un par de días cargados de ilusionantes expectativas con el Padre.