Concluye la fase diocesana de la causa de beatificación de Toni Zweifel

El pasado 2 de julio se celebró en Zurich (Suiza) la ceremonia de clausura de la fase diocesana de la causa de beatificación de Toni Zweifel. Toni fue un fiel del Opus Dei de Suiza, ingeniero, que falleció con fama de santidad en 1989. “Mi vida –resumía él mismo– ha sido una historia de amor”.

Opus Dei - Concluye la fase diocesana de la causa de beatificación de Toni ZweifelToni Zweifel (1938-1989).

Toni Zweifel (1938-1989) estudió ingeniería industrial en el Politécnico de Zurich. Allí, conoció a algunos fieles del Opus Dei, y descubrió la posibilidad de santificarse y ayudar a los demás a través de su trabajo. Al terminar sus estudios, trabajó como colaborador científico en el Instituto de Termodinámica del ETH.

Poco antes, en 1962, había pedido la admisión en el Opus Dei. "Habiendo llegado al punto en que prácticamente había alcanzado todo lo que me había propuesto –escribió Toni a san Josemaría Escrivá–, y pensando que después de todo pasaría el resto de mi vida de esta manera, sujeto a las mismas inclinaciones, a las mismas ambiciones, vi claramente que este no podía ser mi camino: tenía que ir más lejos, amar de verdad, superar mi egocentrismo con amor, hacer una elección, comprometerme seriamente".

"Tenía que ir más lejos, amar de verdad, superar mi egocentrismo"

Más adelante, en 1972, su vida profesional dio un giro pues comenzó a trabajar para la Fundación Limmat, una institución solidaria para la promoción de iniciativas educativas y sociales para los más desfavorecidos en treinta países del mundo.

En 1985 le diagnosticaron leucemia, enfermedad con la que combatió con serenidad hasta su fallecimiento en 1989. Pronto, el ejemplo de generosidad, alegría y piedad de Toni que sus amigos recordaban hicieron que la devoción entre muchos creyentes creciera progresivamente.

20 años de fase diocesana

Durante 20 años, se ha estudiado en la diócesis de Coira (Suiza) su vida y se han recogido documentos y declaraciones de amigos y devotos, también residentes en Verona y Roma. El pasado 2 de julio, el Administrador Apostólico, Mons. Peter Bürcher, en presencia del tribunal competente, del postulador de la causa y de muchas otras personas implicadas presidió el sellado de las cajas con la documentación que será remitida a Roma. Contienen los testimonios y los relatos de numerosas gracias recibidas, que se estudiarán en la Congregación para las Causas de los Santos.

Además, se recordó la existencia de un libro biográfico sobre Toni y se anunció la próxima edición de un breve documental con la vida ejemplar de este ingeniero suizo.

“La santidad cristiana –ha escrito el periodista Francesco Ognibene en el periódico ‘Avvenire’–, la de los laicos en medio del mundo que el Concilio nos enseñó, tiene en Toni Zweifel un ejemplo de libro de texto”.