San Josemaría Escrivá
"Todos los caminos de la tierra pueden ser ocasión de un encuentro con Cristo".
SAN JOSEMARÍA, Fundador del Opus Dei

Últimas noticias

«Si queremos transformar el mundo tenemos que amarlo apasionadamente»

«Si queremos transformar el mundo tenemos que amarlo apasionadamente»

El IX Simposio Internacional San Josemaría, que ha celebrado este fin de semana la Fundación Catalina Mir en IFEJA (Jaén), ha reunido a más de 500 personas para hablar de forma multidisciplinar de ‘Fe y sociedad’, el lema del encuentro. El Simposio lo clausuró el vicario general del Opus Dei, Mariano Fazio.

Leer a san Josemaría en chino

Leer a san Josemaría en chino

Lucía Kwong trabaja en una editorial católica que publica, entre otros, algunos escritos de san Josemaría en chino. Explica alguna de las iniciativas que pusieron en marcha en la feria del libro de Hong Kong.

Escritos del fundador del Opus Dei

www.escrivaobras.org, la web con los libros de san Josemaría

www.escrivaobras.org, la web con los libros de san Josemaría

En esta página web se pueden consultar, con diversos criterios de búsqueda, las reflexiones sobre la vida cristiana contenidas en los escritos de san Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei.

vídeos de san Josemaría

Audios de San Josemaría

Cristo Rey

En el último domingo del año litúrgico se celebra la...

​«Escritos varios» (1927-1974): un nuevo libro de san Josemaría

​«Escritos varios» (1927-1974): un nuevo libro de san Josemaría

Se trata de una edición crítico-histórica de once piezas breves -artículos, entrevistas, comunicaciones en congresos, conferencias y homilías- que san Josemaría preparó para su publicación en un arco de tiempo de casi cincuenta años, entre 1927 y 1974, y que hasta ahora se encontraban dispersas y resultaban de difícil localización.

Mensaje del día

“Cuando penséis que tenéis toda la razón...”

Acude a la dirección espiritual cada vez con mayor humildad, y puntualmente, que es también humildad. Piensa —no te equivocas, porque ahí Dios te habla— que eres como un niño pequeño, ¡sincero!, al que van enseñando a hablar, a leer, a conocer las flores y los pájaros, a vivir las alegrías y las penas, a fijarse en el suelo que pisa.

Vuelvo a afirmar que todos tenemos miserias. Pero las miserias nuestras no nos deberán mover nunca a desentendernos del Amor de Dios, sino a acogernos a ese Amor, a meternos dentro de esa bondad divina, como los guerreros antiguos se metían dentro de su armadura: aquel ecce ego, quia vocasti me -cuenta conmigo, porque me has llamado-, es nuestra defensa ...