¡Cuántos favores! El carnet de conducir, la nueva casa…

La verdad es que no sé por dónde empezar a escribir la inmensidad de favores que me han sido concedidos por medio de la intercesión de Isidoro Zorzano.

Opus Dei - ¡Cuántos favores! El carnet de conducir, la nueva casa…

La primera vez que le pedí un favor fue en agosto de 1998, en concreto el favor consistía en aprobar el examen práctico de conducir. Jamás había suspendido nada en mi vida y ya eran dos veces las que, por distintas causas, me habían suspendido el práctico.

Vi la estampa en un centro del Opus Dei y pensé “Seguro que a este señor no le pide mucha gente, así que estoy segura de que tendrá tiempo y me hará caso”.Ni corta ni perezosa me dispuse a llevar una estampa al examen práctico de conducir. La recé y me la metí en el pantalón... cuál fue mi sorpresa que efectivamente hice un gran examen muy tranquila y aprobé. Me quedé encantada y a todo el mundo decía que había sido gracias a Isidoro Zorzano, que como había leído que era ingeniero en el tema de coches no me había fallado. Entonces yo tenía 19 años y recordé aquel favor con gran cariño.

El último de los infinitos favores que me ha hecho ha sido hace un mes. En el mes de noviembre firmé unas arras para una casa. Yo se lo había encomendado a Isidoro: encontrar una casa que fuera un hogar para todos. Era en una zona de Madrid distinta a la que yo vivía y me creaba mucho desasosiego el haberme equivocado.

Me fui con mi hermana y mi cuñado a Vallecas, donde está la tumba de Isidoro. Ellos querían dar gracias por un favor profesional que se le había concedido a mi cuñado e hicieron para ello un viaje de 500 km. Mi cuñado no tiene fe, pero sí confía en mí y le dije que ese tema profesional se lo pidiera a Isidoro y tras meses de rezar la estampa se le concedió. Mientras ellos daban gracias le pedí que me diera una señal antes de comprar la casa que de no me equivocaba. Era el 7 de diciembre y tenía plazo para comprar la casa hasta el 15 de febrero.

Estuve inquieta todas las navidades, yo no lo veía claro, pero a mi marido le encantaba la casa. El día 8 de enero por la noche no conciliaba el sueño y a las 1:00 am del 9 de enero me puse a mirar el móvil y escribí en google el nombre de la calle donde está la casa por si había alguna obra del ayuntamiento pendiente... Puse "Covarrubias, Nicasio Gallego", que son los nombre del tramo de calles donde está mi casa. En ese momento me aparece en google “Isidoro Zorzano calle Covarrubias ...” Y así me enteré de que estábamos comprando una casa situada en el lugar donde providencialmente se encontró San Josemaría con Isidoro el día de San Bartolomé de 1930 y le dijo Isidoro que quería entregar su vida a Dios... Ayer, 14 de febrero, firmé la compraventa con la seguridad de que no me equivocaba.

Tengo la seguridad de que Isidoro es santo y si de alguna forma puedo detallar más todos y cada uno de los favores que por su intercesión a mis amigos, familiares y a mí se nos han concedido por favor háganmelo saber.

L. E.

España



Clic aquí para enviar el relato de un favor recibido.

También puede comunicar la gracia que se le ha concedido mediante correo postal a la Oficina de las causas de los santos de la prelatura del Opus Dei (Calle Diego de León, 14, 28006 Madrid, España) o a través del correo electrónico [email protected].

Clic aquí para hacer un donativo.

En alternativa puede enviar una aportación por transferencia a la cuenta bancaria de la Asociación de Cooperadores del Opus Dei con IBAN número ES53 2100 1547 7502 0024 4065 y BIC, CAIXESBBXXX en La Caixa (agencia urbana de la calle Cartagena, 4, 28028 Madrid, España).