San Josemaría Escrivá
"Santificar el propio trabajo no es una quimera, sino misión de todo cristiano...: tuya y mía".
SAN JOSEMARÍA, Fundador del Opus Dei

Últimas noticias

Leer a san Josemaría en chino

Leer a san Josemaría en chino

Lucía Kwong trabaja en una editorial católica que publica, entre otros, algunos escritos de san Josemaría en chino. Explica alguna de las iniciativas que pusieron en marcha en la feria del libro de Hong Kong.

El 2 de octubre de 1928 visto por un director de cine

“Recibí la iluminación sobre toda la Obra”. Así recordaba san Josemaría el momento en que Dios le ayudó a ver el Opus Dei. En este vídeo se muestra cómo imaginó ese momento el director de cine Roland Joffé, en una escena de la película “There be dragons”.

Escritos del fundador del Opus Dei

www.escrivaobras.org, la web con los libros de san Josemaría

www.escrivaobras.org, la web con los libros de san Josemaría

En esta página web se pueden consultar, con diversos criterios de búsqueda, las reflexiones sobre la vida cristiana contenidas en los escritos de san Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei.

vídeos de san Josemaría

Audios de San Josemaría

Cristo Rey

En el último domingo del año litúrgico se celebra la...

​«Escritos varios» (1927-1974): un nuevo libro de san Josemaría

​«Escritos varios» (1927-1974): un nuevo libro de san Josemaría

Se trata de una edición crítico-histórica de once piezas breves -artículos, entrevistas, comunicaciones en congresos, conferencias y homilías- que san Josemaría preparó para su publicación en un arco de tiempo de casi cincuenta años, entre 1927 y 1974, y que hasta ahora se encontraban dispersas y resultaban de difícil localización.

Mensaje del día

“La castidad no resulta un peso molesto”

Contra la vida limpia, la pureza santa, se alza una gran dificultad, a la que todos estamos expuestos: el peligro del aburguesamiento, en la vida espiritual o en la vida profesional: el peligro –también para los llamados por Dios al matrimonio– de sentirse solterones, egoístas, personas sin amor. –Lucha de raíz contra ese riesgo, sin concesiones de ningún género. (Forja, 89)

Con el espíritu de Dios, la castidad no resulta un peso molesto y humillante. Es una afirmación gozosa: el querer, el dominio, el vencimiento, no lo da la carne, ni viene del instinto; procede de la voluntad, sobre todo si está unida a la Voluntad del Señor. Para ser castos -y no simplemente continentes u honestos-, hemos de someter las ...