San Josemaría Escrivá
"En la sencillez de tu labor ordinaria, en los detalles monótonos de cada día, has de descubrir el secreto –para tantos escondido– de la grandeza y de la novedad: el Amor".
SAN JOSEMARÍA, Fundador del Opus Dei

Últimas noticias

«Si queremos transformar el mundo tenemos que amarlo apasionadamente»

«Si queremos transformar el mundo tenemos que amarlo apasionadamente»

El IX Simposio Internacional San Josemaría, que ha celebrado este fin de semana la Fundación Catalina Mir en IFEJA (Jaén), ha reunido a más de 500 personas para hablar de forma multidisciplinar de ‘Fe y sociedad’, el lema del encuentro. El Simposio lo clausuró el vicario general del Opus Dei, Mariano Fazio.

Leer a san Josemaría en chino

Leer a san Josemaría en chino

Lucía Kwong trabaja en una editorial católica que publica, entre otros, algunos escritos de san Josemaría en chino. Explica alguna de las iniciativas que pusieron en marcha en la feria del libro de Hong Kong.

Escritos del fundador del Opus Dei

www.escrivaobras.org, la web con los libros de san Josemaría

www.escrivaobras.org, la web con los libros de san Josemaría

En esta página web se pueden consultar, con diversos criterios de búsqueda, las reflexiones sobre la vida cristiana contenidas en los escritos de san Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei.

vídeos de san Josemaría

Audios de San Josemaría

Cristo Rey

En el último domingo del año litúrgico se celebra la...

Rasgos de buena amistad

Rasgos de buena amistad

Artículo de Salvador Bernal sobre cómo entendió y vivió la amistad el fundador del Opus Dei, Josemaría Escrivá de Balaguer. Publicado originalmente en Scripta Theologica (ene-abr 2002, Vol. 34).

Mensaje del día

“La oración, como el latir del corazón”

Si de veras deseas ser alma penitente –penitente y alegre–, debes defender, por encima de todo, tus tiempos diarios de oración –de oración íntima, generosa, prolongada–, y has de procurar que esos tiempos no sean a salto de mata, sino a hora fija, siempre que te resulte posible. No cedas en estos detalles. Sé esclavo de este culto cotidiano a Dios, y te aseguro que te sentirás constantemente alegre. (Surco, 994)

¿Cómo va tu vida de oración? ¿No sientes a veces, durante el día, deseos de charlar más despacio con El? ¿No le dices: luego te lo contaré, luego conversaré de esto contigo?

En los ratos dedicados expresamente a ese coloquio con el Señor, el corazón se explaya, la voluntad se fortalece, la inteligencia ‑ayudada por la gracia‑ penetra, de realidades ...