Ser enfermo es un gran trabajo

Cuando el horizonte lavoral se comienza a cerrar, la fe y la oración abren otros panoramas.

Hace 3 años me quedé sin trabajo. Tenía 58 años y tal como está el mundo laboral, volver a él se antojaba imposible. Las ayudas se iban consumiendo y llego el momento en que ya no hubo. Hace un año me detectaron un tumor en el pulmón y zona de la cadera y pelvis, así que la aventura del trabajo de convirtió en algo imposible.

Me dediqué a rezar a don José María su oración con objeto de que me ayudara a conseguir solucionar alguno de los múltiples problemas que iban surgiendo en mi entorno familiar: personales, médicos y económicos.

Hoy, 10 de agosto, he recibido una comunicación en la que se reconoce, por motivo de mis lesiones, un grado de incapacidad que me proporciona una ayuda económica suficiente para la tranquilidad de la economía familiar. Por todo ello, doy gracias a don José María por su intercesión, su ayuda ha sido sin duda clave y determinante. Seguimos adelante, con mucha fe, en otros temas en los que sin duda sé que voy a contar con su ayuda.

J. C. J. - España


► Rezar por intercesión de José María Hernández Garnica 

► Fotografías y docuemental.

Clic aquí para enviar el relato de un favor recibido.

También puede comunicar la gracia que se le ha concedido mediante correo postal a la Oficina de las causas de los santos de la prelatura del Opus Dei (Calle Diego de León, 14, 28006 Madrid, España) o a través del correo electrónico ocs.es@opusdei.org​.

Clic aquí para hacer un donativo.

En alternativa puede enviar una aportación por transferencia a la cuenta bancaria de la Asociación de Cooperadores del Opus Dei con IBAN número ES53 2100 1547 7502 0024 4065 y BIC, CAIXESBBXXX en La Caixa (agencia urbana de la calle Cartagena, 4, 28028 Madrid, España).

Photo: Austin Ramsey - Unsplash