Como una hermana que ayuda a mis hermanas

En poco tiempo, mis dos hermanas gemelas se enfrentaban a un posible diagnóstico médico grave, así que decidí recurrir a Encarnita Ortega.

Relatos y favores
Opus Dei - Como una hermana que ayuda a mis hermanas

La madre de una antigua preceptuada me contó que tenía devoción a Encarnita Ortega. Hasta ese momento, yo no sabía que Encarnita estaba en proceso de canonización. En cualquier caso, le respondí que por el momento no tenía ningún motivo especial para acudir a ella. Al cabo de unos meses me di cuenta de que su comentario había sido providencial.

En el último mes de noviembre, una de mis hermanas —que son gemelas— me pidió oraciones. Le habían realizado una biopsia cervical, porque el resultado de una citología que se había efectuado anteriormente había sido anormal. Cuando me pidió oraciones, estaba esperando los resultados de la biopsia.

Una de mis hermanas gemelas se había hecho una biopsia cervical y estaba esperando los resultados.

Inmediatamente me vino a la mente Encarnita. Pensé que, como Encarnita también era de la Obra, como yo, tenía sentido que acudiese a ella para pedir por mi hermana. Entré con entusiasmo en la página web de Estados Unidos para descargar su estampa y poder compartirla con mis amigas, para pedirles oraciones. Para mi sorpresa, en la sección de causas de canonización no existía todavía una página dedicada a Encarnita. Decidí usar la estampa en español y hacer una versión en inglés para compartirla.

Mientras tanto, a principios de este mes, mi otra hermana gemela me contó que le estaban haciendo pruebas por Lupus. Habían descubierto que tenía alopecia areata (cuatro zonas sin cabello en la cabeza), un síntoma de Lupus. Obviamente, acudí de inmediato a Encarnita y animé a ambas a rogar a Dios por su mediación.

La semana pasada les dieron los resultados a las dos: negativo el Lupus, para una y negativo, para cáncer la biopsia cervical de la otra. En concreto, a esta última le habían diagnosticado displasia cervical, lo cual significa que solo tiene células pre-cancerosas.

Además, hay que tener en cuenta que estos resultados también han hecho que mis hermanas tomen las precauciones necesarias para que su salud no empeore. Todo esto lo considero ya un favor de Encarnita y continuamos rezando por su intercesión.

¡Alabado sea el Señor! ¡Gracias, Encarnita!

Estados Unidos, 16 de febrero de 2016