Cuidó mis venas

No tenían dónde pincharme, pues mis venas no se ven, son muy finas y se rompen con facilidad.

Opus Dei - Cuidó mis venasPhoto: Marlon Lara, Unsplash (CC)

Estuve hace unos años muy enferma, me operaron de un carcinoma en el intestino, tuve muchas complicaciones y estuve casi un mes hospitalizada. En todo ese tiempo le encomendé mis débiles venas al Dr. Cofiño, ya que ya no tenían dónde pincharme, pues mis venas no se ven, son muy finas y se rompen con facilidad.

no fue necesario ponerme un catéter

Así que se las encomendé desde el día 1 y resultó que no tuve ni siquiera un moretón, fue milagroso realmente porque no fue necesario ponerme catéter, lo cual es normal después de tanto tiempo porque las venas colapsan.

Lo atribuyo al Dr. Cofiño porque siempre que me tengo que sacar sangre por algún examen me quedan moretones y me duele a morir. Él me cuidó y me protegió. Gracias, Dr. Cofiño.

C.G., Chile, 30-XII-2016


Clic aquí para enviar el relato de un favor recibido.

También puede comunicar la gracia que se le ha concedido mediante correo postal a la Oficina de las causas de los santos de la prelatura del Opus Dei (Calle Diego de León, 14, 28006 Madrid, España) o a través del correo electrónico [email protected].

Clic aquí para hacer un donativo.

En alternativa puede enviar una aportación por transferencia a la cuenta bancaria de la Asociación de Cooperadores del Opus Dei con IBAN número ES53 2100 1547 7502 0024 4065 y BIC, CAIXESBBXXX en La Caixa (agencia urbana de la calle Cartagena, 4, 28028 Madrid, España).