De novena en novena

Pensando en diversos familiares y amigos enfermos me propuse iniciar una serie de esas novenas pidiendo por su salud. La primera fue por la salud de la madre de un amigo.

Opus Dei - De novena en novena

Rezando la estampa de don Álvaro he recibido algunos favores como encontrar algo que había perdido o alguna ayuda en pequeños trabajos caseros.

Hace poco más de un mes, ante un problema de un amigo con el seguro de unos vecinos que le habían ocasionado desperfectos en su vivienda, hicimos una novena con la estampa pidiendo la intercesión del beato. El asunto se resolvió.

Pensando en diversos familiares y amigos enfermos me propuse iniciar una serie de esas novenas pidiendo por su salud. A mediados del pasado mes de julio inicié, junto con un amigo, la primera de esas novenas, ya que a su madre se le habían presentado graves problemas de salud, como relato a continuación.

Le detectaron un problema importante pues los riñones funcionaban muy mal; mejor dicho, casi no le funcionaban

Unas semanas antes, al encontrarse bastante mal, tuvo que llevarla a urgencias. Le detectaron un problema importante pues los riñones funcionaban muy mal; mejor dicho, casi no le funcionaban. Era necesario realizar tratamiento de diálisis. En las pruebas posteriores realizadas previas al tratamiento se descubrió que también padecía un mieloma. Para aplicar el tratamiento más adecuado para esta enfermedad era necesario arreglar primero los riñones.

Los médicos informaron de que el problema renal tenía difícil recuperación. Con la diálisis podría restablecerse en un tanto por ciento no muy alto. Esto podría impedir la aplicación del tratamiento para el mieloma.

Ante tal situación le propuse que rezáramos una novena con la estampa y aceptó. Seguíamos en contacto telefónico ya que mi amigo se había trasladado junto a su madre a una ciudad distinta a la que vivimos.

El médico les dijo que no entendía lo que había pasado y que parecía milagroso.

Una de las veces que le pregunté cómo iban las cosas me respondió que me contaría cuando nos viéramos. Acordamos hacerlo en unos días. Cuando nos reunimos me relató lo que había pasado. Uno de los días del tratamiento de diálisis, a media sesión, se estropeó el catéter que le habían colocado en una pierna. Intentaron arreglarlo, pero no pudieron. Quedaron en ponerle uno en otro lugar del cuerpo, pero antes decidieron hacerle unas pruebas de reconocimiento. De esas pruebas se descubrió que los riñones estaban bien y no era necesario seguir con la diálisis y, por consiguiente, se podría abordar el tratamiento para el mieloma. El médico les dijo que no entendía lo que había pasado y que parecía milagroso.

Haciendo cálculo de fechas llegamos al convencimiento de que la avería del catéter, que sirvió para averiguar que los riñones estaban curados, coincidió con la finalización de la novena a don Álvaro.

A. J.


Beato Álvaro del Portillo (Oración para pedir la intercesión del beato Álvaro y Álvaro del Portillo: siervo bueno y fiel)

Clic aquí para enviar el relato de un favor recibido.

También puede comunicar la gracia que se le ha concedido mediante correo postal a la Oficina de las causas de los santos de la prelatura del Opus Dei (Calle Diego de León, 14, 28006 Madrid, España) o a través del correo electrónico ocs.es@opusdei.org.

Clic aquí para hacer un donativo.

En alternativa puede enviar una aportación por transferencia a la cuenta bancaria de la Asociación de Cooperadores del Opus Dei con IBAN número ES53 2100 1547 7502 0024 4065 y BIC, CAIXESBBXXX en La Caixa (agencia urbana de la calle Cartagena, 4, 28028 Madrid, España).