Un puente entre hermanos (3)

Los hermanos D´Orville llegaron hace 25 años a Puerto Rico desde la República Dominicana. Son muy distintos: Francisco es conversador y Jonnatan es más reflexivo; lo que le gusta a uno, no le gusta al otro. Un día Francisco invitó a Jonnatan a participar de un retiro, pero no acudió porque era una invitación de su hermano. Con el tiempo ambos se acercaron más a Dios y ahora la misión de dar doctrina en sus tiempos libres es su punto de contacto. Organizan juntos un curso de catecismo para amigos y un club juvenil para los hijos. El sentido de misión los unió. Aprendieron a respetarse, a quererse y a buscar lo mismo en la vida.

En primera persona