Tres testimonios de un viaje inolvidable UNIV 2019

Una docena de jóvenes de diferentes universidades del Perú y de distintas carreras universitarias, participaron del reciente Congreso universitario UNIV efectuado en Roma, Italia en abril último.

Opus Dei - Tres testimonios de un viaje inolvidable UNIV 2019

En la travesía, que los llevó por varias ciudades como Madrid, Pamplona, Zaragoza y Barcelona, en España; el Santuario de Lourdes, en Francia; y, finalmente Roma, en Italia; los jóvenes universitarios pudieron conocer el continente europeo desde diversas perspectivas: cultura, religión, arquitectura, historia y literatura.

El UnivForum es un congreso donde se exponen trabajos y ponencias de universitarios de los cinco continentes. Un grupo de estudiantes universitarios, todos ellos procedentes de Chiclayo, pero que ahora estudian en distintas universidades del país, presentaron el martes 16 de abril el Proyecto Cultural de la película “El Rescate”, el cual ocupó el segundo puesto en la categoría del UNIV de las Artes. Los jóvenes hicieron una excelente presentación –todos ellos fueron actores de la película- y el jurado calificador quedó impresionado con el compromiso de tantas personas alrededor del film.

El Proyecto Cultural de la película “El Rescate” ocupó el segundo puesto en la categoría Univ de las Artes.

Presentamos los testimonios de algunos de los participantes de la delegación peruana, a quienes esta experiencia ha supuesto un antes y un después en sus vidas.

Alonso Corvera es de Trujillo. Se presentó en el UnivForum con el proyecto social UKU, una plataforma que se encarga de desarrollar habilidades creativas de los niños, mediante la elaboración de proyectos de manera colaborativa con la familia y amigos del barrio. Alonso nos cuenta sus vivencias: “La mejor experiencia de mi vida. Tuve altas expectativas al ser la primera vez que viajaba a Europa, pues sabía que iba a conocer una diversidad de lugares increíbles. Representamos a nuestro país y logramos confluir con más de mil universitarios de todo el mundo. Un evento pluricultural, compartiendo experiencias en una misma ciudad: eso es Roma, eso es UNIV. Vivir la Semana Santa aquí fue una experiencia inolvidable, digna de realizar por todo católico creyente y, en especial, por todo universitario que desee descubrir nuevos horizontes y reencontrarse con la fe”.

Josemaría Mera es estudiante de Economía de la Universidad de Piura (Campus Lima) y fue uno de los que participó en el Proyecto Cultural de la película “El Rescate”, con el que participó en el Univforum, y nos comenta su experiencia: “El día tan esperado por fin había llegado, la monotonía había jugado un papel muy importante en lo rápido que pasaron los meses que tanto contaba para poder viajar. La emoción primaba en el ambiente. En ese momento no imaginé que estaba a punto de comenzar uno de los mejores viajes y quizás el más aleccionador de toda mi vida.

ÉRAMOS UN GRUPO BASTANTE PECULIAR, MUY DIVERSO; NO OBSTANTE, CON LA MISMA EMOCIÓN Y ANSIEDAD POR COMENZAR LA TRAVESÍA.

Éramos un grupo bastante peculiar, muy diverso; no obstante, con la misma emoción y ansiedad por comenzar la travesía. Había quienes destacaban por su gran sentido del humor, otros más serios, pero muy informados. Creo que nos fuimos complementando a lo largo del viaje.

La primera semana estuvo dedicada a Nuestra Madre, que siempre estuvo atenta y nos cuidó. El recorrido Mariano dio lugar en varias partes de España, desde Madrid hasta Torreciudad. Con ayuda de un solícito chofer y carismáticos acompañantes, que se convertirían en grandes amigos, nos dispusimos a recorrer ciudades enteras, con buena disposición y bastante sacrificio.

En el Santuario de Torreciudad (Huesca, España).

Esa primera fría semana se pasó en un abrir y cerrar de ojos. Repentinamente ya nos estábamos dirigiendo al Aeropuerto de Barajas a tomar el vuelo hacia Roma. Bien se dice que una aventura sin improvisación, no es aventura. Porque, a pesar de tener casi todo planeado, una demora en el despegue del avión en Madrid nos hizo perder el taxi que nos llevaría a la residencia que sería nuestro hospedaje en la ciudad eterna.

Ya en Roma, nos abordó, con fuerza, una semana plagada de cultura y también de cristiandad. Por un lado, me dejaba anonadado la cantidad de obras artísticas que podía encontrar, la gran historia que había detrás de un pedazo de mármol o el semejante número de iglesias, tan bien construidas que uno empezaba a reflexionar sobre la grandeza del ser humano. Pero, de nada sirve solo admirar si es que no nos informamos al respecto; para lo anterior tuvimos la grandísima suerte de contar con una de las personas más eruditas, así como buena gente, que he conocido.

En la Plaza de San Pedro, centro de la cristiandad.

Tratando de dejar de lado el arte y la cultura, y digo tratando porque es casi inevitable, teníamos que asistir a la razón del viaje y presentar nuestro proyecto. Con un resultado mucho mejor del que se esperaba, segundo puesto en el UNIV de las artes, empezamos a hacer nuestros primeros amigos. Si bien eran personas de todas las partes del mundo, tenían un marcado aspecto en común: Hacían las cosas con un humor resaltable y estaban siempre dispuestos a ayudar.

DE MÁS ESTÁ DECIR QUE ME SIENTO AFORTUNADO Y BENDECIDO POR HABER TENIDO SEMEJANTE OPORTUNIDAD”

Las enseñanzas obtenidas durante las charlas con el Prelado del Opus Dei y hasta en la misma cotidiana convivencia con las personas que hicieron del UNIV una experiencia inolvidable serán difíciles de borrar de mi memoria. De más está decir que me siento afortunado y bendecido por haber tenido semejante oportunidad”

Antonio Mejía, estudiante de Literatura de la Pontificia Universidad Católica del Perú nos da su testimonio “El UNIV es un evento que presenta una inigualable oportunidad para cualquier universitario, y especialmente para aquellos que han recibido más formación en centros del Opus Dei. La posibilidad de conocer el núcleo de la Obra en Roma, de conocer a las personas que la integran en todo el mundo, de ver al Prelado en persona, son la manera más intensa de intimar, adquirir y absorber la esencia más primordial del Opus Dei.

En Cavabianca, Roma.

El UNIV es además la vivencia de un profundo viaje de peregrinación, en el que se tiene la oportunidad de ver al Santo Padre en numerosas ocasiones, conocer locaciones santas en Roma y acudir a Misa en la Plaza San Pedro, e incluso dentro de la Basílica.

Por supuesto, esa travesía está acompañada por la visita a varios lugares turísticos importantes, cuya apreciación constituye una excepcional experiencia vivencial y cultural, que resulta magnífica para todo estudiante universitario, de cualquier carrera, especialidad y universidad.

En Zaragoza. Al fondo, la Basílica Virgen del Pilar.

Especialmente, el contacto tan real con la Obra puede resultar fundamental para que una persona joven, en búsqueda de respuestas relativas a su vocación divina, plan de vida y futuro profesional, encuentre un convincente fragmento de realidad, que podrá ser decisivo de ahí en adelante. En ese sentido, el viaje al UNIV bien puede marcar un antes y un después en su vida personal y en la de aquellos que le rodean”

En la Basílica de San Pedro con el profesor Enrique Banús