Sonqo realiza atención psicológica virtual a pobladores de Chorrillos

El contexto de crisis, originado por la pandemia COVID-19, no ha impedido que Sonqo, centro de atención psicológica de la Universidad de Piura, gestionado por el Programa Académico de Psicología, continúe realizando consultas y seguimientos de tratamientos, de modo no presencial, a moradores de Chorrillos (Lima).

Opus Dei - Sonqo realiza atención psicológica virtual a pobladores de ChorrillosCentro de Atención Psicológica Sonqo

El Centro de Atención Psicológica Sonqo, de la Universidad de Piura, no ha detenido sus actividades de servicio social, a pesar de la pandemia. Los estudiantes de Psicología de la UDEP continúan realizando su internado y atendiendo de manera gratuita a los pobladores de Chorrillos, por ahora en modalidad no presencial, a través de la plataforma Zoom, supervisados por dos profesores de este programa académico.

“Tenemos las expectativas de poder servir a una población doliente y necesitada de apoyo. No son conferencias ni seminarios ni videos, pues nuestro trato es de uno a uno, con lo más íntimo de la persona. Es un trabajo fino y delicado, que debe realizarse con todos los cuidados del caso”, explica el director de Sonqo, Raúl Franco.

La atención está a cargo de 20 alumnos de la especialidad de Psicología clínica, de XI y XII ciclo, quienes realizan este trabajo enmarcado en la práctica de la especialidad, o internado como se le conoce comúnmente. A través de las prácticas se brinda una formación integral a los alumnos de los últimos años de la carrera, mediante la preparación en dos grandes áreas: Evaluación e Intervención clínica (psicoterapia).

“Procuramos que los alumnos desarrollen una serie de habilidades y capacidades, las mismas que adquieren en la modalidad real, que se traducen en rúbricas de evaluación durante el proceso formativo, no al final del ciclo. El alumno recibe una continua retroalimentación para alcanzar el perfil profesional esperado. La crisis que atraviesa el país nos ha permitido detenernos a analizar y presentar de manera detallada las habilidades que tienen que alcanzar, ahora con nuevos medios”, indica el director del centro.

Actualmente, Sonqo atiende a 40 pacientes dos veces por semana, como parte del seguimiento a problemas de trastornos de ansiedad y depresión, entre los más comunes. Sin embargo, se espera duplicar el número, indica el psicólogo Franco. “Hay unas 300 personas que esperan ser admitidas para su atención. Eso debido, en gran parte, a la atención, avances y recuperación exitosa de nuestros actuales pacientes”.

“Este momento es un reto muy especial, que nos permite adecuarnos y adaptarnos a las nuevas condiciones, entendiendo que estos logros que realizarán nuestros alumnos no son para este año, sino para el futuro, pues creemos que la modalidad de servicio psicológico virtual o similares se extenderá cada vez más. Nos estamos adelantando a un futuro no lejano, y que requerirá profesionales de la salud con habilidades para adecuarse a nuevas circunstancias”, explica Raúl Franco.