¿Cómo se vería a san Josemaría en 2020?

En los últimos años de su vida, el fundador del Opus Dei mantuvo charlas con grupos numerosos de personas de la península ibérica y América. Muchos de esos encuentros se filmaron en vídeo. Ahora, cincuenta años más tarde, se han remasterizado.

Durante los meses de catequesis por España y América de san Josemaría, en los años 70, se grabaron varias decenas de encuentros en diferentes países. En esas reuniones, que solía denominar “tertulias”, personas de diversa procedencia y entorno cultural le planteaban con naturalidad cuestiones relativas a su vida cristiana, a su familia, a las relaciones con los demás, tratando de encontrar inspiración para su vida personal.

Estas imágenes se pudieron filmar gracias al empuje del beato Álvaro del Portillo, que supo darse cuenta del interés que podrían tener estas grabaciones para que las generaciones futuras pudieran ver y oír al fundador y escuchar directamente de sus labios sus explicaciones sobre el espíritu del Opus Dei.

D. Álvaro convenció a san Josemaría, que inicialmente se resistía a dejarse grabar. También impulsó a las personas que pusieron en marcha este proyecto.

Suponía un reto técnico de cierta envergadura: elección de cámaras, tipo de emulsión y formato de cine elegido, contratación de la iluminación, capacidad de rodar en continuidad durante más de una hora, viajar con todo el equipo de ciudad en ciudad durante meses, etc.

Historia del desastre de la primera grabación

Juan José García-Noblejas cuenta la primera grabación de una tertulia de san Josemaría en el año 72. Después de los rodajes se montaron las “tertulias” y se hicieron copias en cine de 16 mm que se distribuyeron por los diferentes países para que las personas de la Obra y otras muchas pudieran ver al fundador. Pasados los años, se distribuyeron en otros formatos domésticos de menor calidad, pero que facilitaban la difusión y distribución de las imágenes, como las cintas VHS o el formato DVD que todavía se sigue usando.

Desde hace 35 años, la productora Beta Films, administradora de las imágenes que se grabaron en los años 70, guarda el material filmado según los estándares de las filmotecas, en cámaras frigoríficas a temperatura y humedad constante, para conservar en las mejores condiciones los originales y los montajes de las películas.

A pesar de este esfuerzo de conservación, es inevitable que con el paso del tiempo el celuloide vaya degradándose y perdiendo sus propiedades primitivas. Por esta razón estas imágenes se han digitalizado a otros formatos más modernos para su conservación en ficheros informáticos.

¿Cuál es el proceso técnico para la la conservación y remasterización del material de San Josemaría?

Además del trabajo de conservación, se remasterizan las imágenes para devolverles su primitiva apariencia. Es un proceso técnico que requiere programas informáticos específicos aunque, a la vez, necesita de una labor artesanal, plano a plano, para que el resultado final sea de la mejor calidad posible.

Así es el proceso y el resultado de la remasterización

San Josemaría en Brafa (Barcelona)

En este enlace se puede ver un reportaje remasterizado de 24 minutos, sobre el encuentro que san Josemaría tuvo en la Escuela deportiva Brafa, durante su estancia en la Ciudad Condal en 1972. El auditorio está formado principalmente por personas que acudían entonces a las actividades de formación de las labores apostólicas de la Obra en esa ciudad.