San Josemaría Escrivá: un universitario para todos los tiempos

Como una demostración de admiración a su calidad de insigne maestro, la Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo de Chiclayo rindió un homenaje a San Josemaría Escrivá de Balaguer.

Con la presencia de las más altas autoridades académicas, encabezadas por el Excelentísimo Mons. Jesús Moliné Labarta, Obispo de Chiclayo y Gran Canciller de la Universidad Santo Toribio (USAT), la comunidad de esta Casa Universitaria le rindió, la noche del 6 de diciembre, un homenaje al fundador del Opus Dei, cuyo espíritu universitario buscó siempre una síntesis entre la fe y la cultura. En este evento participaron como expositores los doctores Agustín de la Puente y Candamo, Guillermo Lhomann Villena y Genara Castillo, conocedores cercanos de la labor universitaria de San Josemaría Escrivá.

La inauguración de esta ceremonia la hizo el Mgtr. Pedro Luis Mendoza Guerrero, Presidente de la Comisión Organizadora de la USAT, quien manifestó que esta Universidad tiene un compromiso profundo con las enseñanzas impartidas por El Santo de lo Ordinario.

En su intervención, Mendoza Guerrero señaló que como comunidad universitaria “La USAT reconoce la gran importancia que tuvo el trabajo de San Josemaría en el mundo universitario, especialmente en la creación de esta Universidad Católica, fundada por Mons. Ignacio María de Orbegozo y Goicoechea, uno de sus hijos predilectos, quien emprendió la tarea de formación de personas con ansias de perfección cristiana, recogiendo así el espíritu universitario de Escrivá de Balaguer.

La emoción de conocer un santo

El Dr. Guillermo Lhomann, historiador que conoció a San Josemaría.

El Dr. Guillermo Lhomann , destacado maestro en la cátedra Historia del Virreinato y Diplomático entre los años 1943-1983, conoció de cerca la labor de San Josemaría Escrivá de Balaguer en Sevilla, durante una tertulia universitaria. “Una tarde, me encontraba en una tertulia con unos jóvenes universitarios en una casa de la Obra ubicada en Sevilla. De pronto, mi amigo Vicente Rodríguez llegó acompañado de alguien que era, para sorpresa mía, San Josemaría”, cuenta emocionado. “De él (haciendo referencia a San Josemaría) me impresionó el dominio natural que ejercía en su mirada. Esa misma emoción la volví a sentir nuevamente en 1992 cuando lo beatificaron. Me sentí impresionado de haber conocido un santo.

“La necesidad del hombre al saber”

“La relación entre San Josemaría y la vida universitaria se basa en tres ideas centrales: el valor del trabajo universitario, la unidad de vida y el perfeccionamiento del hombre que lo acerque a la Santidad”. Así resume el espíritu universitario que caracterizó al Fundador del Opus Dei. el Dr. Agustín De la Puente y Candamo, connotado historiador y Director vitalicio del Instituto Riva Agüero.

Durante su exposición, el Dr. De la Puente manifestó que el trabajo apostólico de San Josemaría y del Opus Dei se inició en la Universidad, con los estudiantes de Zaragoza y Madrid, quienes fueron los primeros testigos del mensaje predicado por el Fundador de la Obra.

“El trabajo bien hecho y la búsqueda de la excelencia debe ser la meta de la Universidad. Buscar el mejor rendimiento posible en el estudio como perfeccionamiento de uno mismo y no como una actividad memorística si no más bien como servicio a la verdad y a la sociedad, con un espíritu crítico que busque siempre la verdad”, afirma.

En su mensaje, El Dr. De la Puente señaló que las enseñanzas de San Josemaría tienen un valor cercano a los peruanos ya que un país como el nuestro encontrará su desarrollo cuando supere la crisis que lo agobia en el sector educativo. “hay que fortalecer no sólo la instrucción sino también la educación. Es necesario formar hombres con criterio y principios. El hombre debe de ser culto”.

Ciencia y Fe en San Josemaría

Mons. Jesús Moliné clausuró el congreso.

“San Josemaría nos invita a dejar de lado la pereza. Nos invita a estudiar con empeño y a buscar la verdad trascendental de una manera inolvidable” es en resumen el mensaje que la Doctora Genara Castillo puso en manifiesto durante su intervención en el homenaje a Escrivá de Balaguer.

La Doctora Castillo hizo alusión a un discurso del Santo del Opus Dei durante su estancia en la Universidad de Navarra, donde se dirigió a un grupo de profesores invitándolos a cultivar la verdad. “Ustedes son preclaros cultivadores del saber, enamorados de la verdad, que buscáis con afán para luego contemplarla. Sois servidores nobilísimos de la ciencia por que dedicar vuestras vidas a la prodigiosa aventura de desentrañar sus riquezas”.

Este homenaje culminó con el mensaje de Mons. Jesús Moliné Labarta, Gran Canciller de la USAT, quien relevó este homenaje a San Josemaría “por ser de justicia” ya que en esta Universidad, de una u otra forma, se han recibido las enseñanzas de él.

“San Josemaría fue un gran amante de la Universidad y subrayó siempre que la sal y el fermento que el mundo necesita son laicos universitarios que con una oportuna preparación lleguen prestigiosamente a todos los ambientes”.