«Padre amado»

#QuieroSerComoTu es el lema de esta serie basada en la carta apostólica Patris Corde, en la que el Papa Francisco destaca 7 cualidades de san José. Bajo el nombre de “Padre amado” se nos presenta a san José como el Padre que protegió y acompañó a Jesús mientras crecía y se hacía hombre y que protege y acompaña en su camino terreno a quienes le tienen devoción y acuden a él.

Opus Dei - «Padre amado»“San José es un «padre que siempre ha sido amado por el pueblo cristiano». Patris corde, Papa Francisco.

Al presentar la carta apostólica Patris corde, el Papa Francisco señala: "Con corazón de padre: así José amó a Jesús, llamado en los cuatro Evangelios «el hijo de José»”. Y continúa el Papa: “Tuvo la valentía de asumir la paternidad legal de Jesús, a quien dio el nombre que le reveló el ángel: «Tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados» (Mt 1,21). Como se sabe, en los pueblos antiguos poner un nombre a una persona o a una cosa significaba adquirir la pertenencia, como hizo Adán en el relato del Génesis (cf. 2,19-20)”[1]. Fue, para Jesús, un Padre. Un padre amado. Y es para los cristianos, figura de paternidad.


Padre amado: cariño y gratitud a quien cuidó de Jesús y María

PODCAST del padre Juan Irarrázabal, de 10 minutos con Jesús América latina. @10minconjesusal


Papa Francisco: san José, un padre amado por el pueblo cristiano

«Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús llamado Cristo» (Mt 1,16). La paternidad le toca a san José no por haber engendrado a Jesús sino por ser el esposo de la Virgen María. San José es un «padre que siempre ha sido amado por el pueblo cristiano» [2] justamente por ser el esposo amado de nuestra Madre. En la carta apostólica Patris corde, el Papa Francisco comparte “algunas reflexiones personales sobre esta figura extraordinaria, tan cercana a nuestra condición humana”[3] y lo hace a través de siete rasgos que destaca en san José. El primero de estos, el de Padre amado.


San Josemaría: quien primero amó a san José, fue Dios

San Josemaría hacía notar que Dios es el primero que ama de modo especialísimo a san José. Dios, al preparar un padre terrenal para Jesús, de manera similar a como lo había hecho con María, eligió a un hombre especial, justo, cuya santidad atraía a los demás y llenaba de paz su entorno. «La Sagrada Escritura cuenta muy poco de san José. Parece que tenía un empeño muy grande de pasar oculto, y el Señor le ha concedido esa virtud tan hermosa (...). Inmediatamente después de la Virgen, estoy seguro de que en santidad viene José. Y san José ha tratado tanto a la Virgen y al Niño Dios que hasta la liturgia se pone –¿cómo diría yo?– afectuosa… San José está adornado de virtudes admirables. Sería encantador, y tendría además un carácter lleno de fortaleza, de reciedumbre y de suavidad a la vez»[4].

“Mi amado Padre, toda mi confianza está puesta en ti. Que no se diga que te haya invocado en vano y, como puedes hacer todo con Jesús y María, muéstrame que tu bondad es tan grande como tu poder”

Para meditar y rezar

San José es realmente Padre y Señor, que protege y acompaña en su camino terreno a quienes le veneran, como protegió y acompañó a Jesús mientras crecía y se hacía hombre. Tratándole se descubre que el Santo Patriarca es, además, Maestro de vida interior: porque nos enseña a conocer a Jesús, a convivir con El, a sabernos parte de la familia de Dios. San José nos da esas lecciones siendo, como fue, un hombre corriente, un padre de familia, un trabajador que se ganaba la vida con el esfuerzo de sus manos. Y ese hecho tiene también, para nosotros, un significado que es motivo de reflexión y de alegría[5].

Oraciones a san José mencionadas en Patris corde y en el decreto con el que se concede el don de indulgencias especiales con ocasión del Año de San José.


Para escuchar

En este audio se recogen distintas intervenciones de san Josemaría, en encuentros con personas de América y España. También está la transcripción de sus palabras.

Himno a san José, Canto Católico.


Para ver

San Josemaría tenía una gran devoción a San José, y se conmovía ante las muestras populares de ese cariño al padre adoptivo de Jesús, tan extendido en todo el pueblo cristiano.


Descarga la imagen como fondo de pantalla para tu teléfono

Desde tu computador, has click en el botón derecho para guardarla. Desde tu celular, presiona la imagen y guárdala.


Aquí puedes ver todas las notas de la serie #QuieroSerComoTu.


[1] Francisco, carta apostólica Patris corde, introducción.

[2] Francisco, carta apostólica Patris corde, n. 1.

[3] Francisco, carta apostólica Patris corde, introducción.

[4] San Josemaría, Notas de una reunión familiar, 10-VII-1974.

[5] San Josemaría, Es Cristo que pasa, n. 39.