Don Ernesto cuidó a nuestra bebé

Después de cuatro años de matrimonio conseguimos que llegara un embarazo que no estuvo exento de problemas. Gracias a la intercesión de Ernesto Cofiño, hoy nuestra hija Catalina está perfectamente.

Opus Dei - Don Ernesto cuidó a nuestra bebé

Desde hace 3 o 4 años, mi esposo y yo habíamos tratado de tener un bebé, pero no podía quedar embarazada. En mayo del 2017 recibimos la noticia de que estaba embarazada; ambos nos pusimos muy felices. El fin de semana tuvimos una cita con el médico para realizar un ultrasonido y poder verificar que todo estuviera avanzando de manera correcta, pero al momento de la consulta, el médico encargado nos dijo que no había nada en el vientre, solo estaba el saco pero dentro de él no había nada.

Tristes por pensar que quizás el embarazo se tenía que interrumpir, decidimos buscar una segunda opinión. Esto nos llevó con un médico, el cual nos dijo que me debía hacer una cuantificación de hormonas, la hicimos ese mismo día y al amanecer le llevamos el resultado.

Él nos dijo que los resultados indicaban que sí había un embarazo, y nos recomendó una doctora, la cual nos recibió sin cita previa. Nos explicó que en ocasiones el cuerpo puede formar el saco embrionario y estar vacío. Realizó el ultrasonido y pudimos escuchar el latido de nuestra bebé; estábamos muy felices, pero había un pequeño problema: la bebé estaba muy pequeña para el tiempo de embarazo.

la doctora nos confirmó que la bebé había crecido hasta llegar al tamaño óptimo para el tiempo de embarazo que tenía

La doctora nos dijo que si no crecía en dos semanas iba a tener que realizar un legrado. Platicando con unos amigos, nos contaron acerca del Dr. Ernesto Cofiño y que a ellos les había ayudado en una situación parecida. Esas dos semanas que la doctora nos dio fueron cruciales; pusimos todo lo que estaba en nuestras manos. Comenzamos a rezar y a pedir que nuestra bebé creciera, que se pusiera sana y que pudiera estar con nosotros. Cuando se llegó la fecha de la consulta, la doctora nos confirmó que la bebé había crecido hasta llegar al tamaño óptimo para el tiempo de embarazo que tenía.

Sin embargo los problemas no terminaron ahí... Comencé con contracciones desde el quinto mes y los vómitos nunca desaparecieron; estábamos muy asustados porque no queríamos que le pasara nada malo a nuestra bebé; seguíamos rezando todos los días y con la ayuda de la doctora pudimos hacer que el parto se alargara hasta el mes ocho. Estaba programada para parto natural.

El día de hoy nuestra bebé, de nombre Catalina, tiene 1 año con 5 meses y estamos muy felices con ella

El 30 de enero de 2018 a las 05:00 comencé con dolores más fuertes, mi marido se comunicó con la doctora y nos recibió a las 08:00 de la mañana; fuimos a la consulta y nos dijo que preparáramos todo y nos dirigiéramos a la clínica. Llegamos alrededor de las 09:00 y la doctora me revisó alrededor de las 11:30. Cuando se dieron las 13:30 me estaban preparando para el parto y a las 14:01 nació.

El día de hoy nuestra bebé, de nombre Catalina, tiene 1 año con 5 meses y estamos muy felices con ella. Nosotros sabemos que la doctora se nos cruzó en el camino en el momento en el que más la necesitábamos; y que el Dr. Ernesto nos ayudó a que todo saliera bien y que Catalina naciera sana.

C. S. - México


Clic aquí para enviar el relato de un favor recibido.

También puede comunicar la gracia que se le ha concedido mediante correo postal a la Oficina de las causas de los santos de la prelatura del Opus Dei (Calle Diego de León, 14, 28006 Madrid, España) o a través del correo electrónico [email protected].

Clic aquí para hacer un donativo.

En alternativa puede enviar una aportación por transferencia a la cuenta bancaria de la Asociación de Cooperadores del Opus Dei con IBAN número ES53 2100 1547 7502 0024 4065 y BIC, CAIXESBBXXX en La Caixa (agencia urbana de la calle Cartagena, 4, 28028 Madrid, España).