Developmental Advocacy for Women Volunteerism (DAWV)

DAWV fue una respuesta al reto que propuso el Prelado del Opus Dei, Monseñor Alvaro del Portillo, durante su visita al país en 1987.

Opus Dei - Developmental Advocacy for Women Volunteerism (DAWV)Developmental Advocacy for Women Volunteerism (DAWV).

En Cebú, Don Álvaro observó con mucha pena en su corazón, los grandes e imponentes edificios al lado de chabolas. Ante esa dura realidad, animó a trabajar para tratar de remediar esas situaciones injustas, haciendo hincapié en la necesidad de poner en juego la justicia junto a la caridad cristiana. "Su consejo despertó en nosotras un mayor deseo de ayudar a gente necesitada”, recuerda Annabelle Brown.

DAWV es un programa educativo creado en Metro Manila, Filipinas, en 1989, para desarrollar la conciencia social de quienes disfrutan de más medios económicos, empujándolas a ayudar a los más necesitados, facilitándoles los recursos que necesitan –de orientación, educación, medios materiales- y así llevar una vida adecuada a la dignidad de hijos de Dios y de ciudadanos responsables. Las actividades están inspiradas en la caridad cristiana y la justicia social.

Objetivo y actividades

DAWV está constituída por voluntarios procedentes de diversos sectores: amas de casa, empresarios, médicos, mujeres de negocios, líderes sociales, estudiantes. Su punto de referencia es el ser humano como unidad de cuerpo y alma, con necesidades materiales y espirituales. Para hacer frente cabalmente a este reto, los voluntarios reciben una serie de cursos PAVE y PROP (programas para la promoción del voluntariado y de capacitación para la rehabilitación). Se estudian y desarrollan temas como las raíces de la pobreza, los principios de la justicia social, la doctrina social de la Iglesia y los medios para resolver situaciones concretas.

Datos básicos

- Beneficiarios: 50.000 personas.

- Jóvenes voluntarios: Más de 1.500.