​Adviser Perú: ilusionar con el estudio de las humanidades

El “Centro de Estudios Multidisciplinarios - Adviser Perú” reúne a un grupo de amigos de las ciudades de Trujillo, Cusco y Lima quienes aprovecharon la emergencia sanitaria del COVID-19, para poner en marcha una iniciativa que une las humanidades y tecnología en el ejercicio de la vida profesional al servicio de los jóvenes universitarios.

Opus Dei - ​Adviser Perú: ilusionar con el estudio de las humanidadesConferencias virtuales gratuitas organizadas por el Centro de Estudios Multidisciplinarios Adviser Perú.

Soy José Justiniani, agregado del Opus Dei, abogado penalista. Desde hace 7 años, mi vida ha sido frenética, viajando por todo el Perú: costa, sierra y selva; viendo temas de conflictos sociales. Un día en la oficina y el otro quizás abordando un helicóptero o un avión con policías y fiscales, a donde me llame el deber.

Desde el 15 de marzo que se decretó el estado de emergencia, empezamos a reunirnos vía videollamada de WhatsApp, con dos amigos de Trujillo, Javier Su y Howard Varas, manteniendo coloquios de temas de derecho, literatura y otros. Javier es estudiante de derecho y Howard es abogado y escritor de novelas.

De izquierda a derecha, Javier Su, José Justiniani y Howard Varas. Lima 2019.

Un día, Javier nos planteó a Howard y a mí, hacer una videollamada con dos de sus amigos para hablar sobre temas de derecho y contarles nuestras experiencias personales como abogados. Estuvimos de acuerdo, pero le pusimos una condición, que la videollamada sea por lo menos para cinco personas.

A los dos días, Javier había conseguido no solo a cinco de sus amigos de la universidad, sino a diez; por lo que la videoconferencia ya no podía ser por WhatsApp, teníamos que usar otra aplicación que permita más número de participantes.

Todo esto nos llenó de mucho entusiasmo a los tres, la cuarentena nos había abierto nuevos horizontes, nuevos retos, ya no había fronteras, y quizás sentíamos lo que dice san Josemaría en su libro Camino: “¡Luces nuevas! -¿Qué alegría tienes por que el Señor te hizo descubrir otro Mediterráneo!”[1]. Se me vino a la mente lo que decía también el fundador del Opus Dei: “Crécete ante los obstáculos. -La gracia del Señor no te ha de faltar: Inter medium montium pertransibunt aquae! -¡pasarás a través de los montes! (…)”[2].

Los días y las horas apremiaban, teníamos que poner un nombre a este proyecto para poder presentarlo, y ponerle un título a esta iniciativa. Tenía que ser un nombre que encierre todas nuestras ilusiones de compartir lo mejor de nosotros para ellos, hablarles de algo más que trascienda el derecho, con un enfoque humanístico, que ayude a comprender a la persona en sí misma; temas, de los que conversábamos en nuestros coloquios con Javier y Howard.

Entonces le llamamos “Centro de Estudios Multidisciplinarios Adviser Perú”, Howard, como buen escritor, hablaría sobre la “Influencia de la literatura en la formación académica del abogado”, y yo, sobre los “Retos y cualidades necesarias para un abogado de éxito en estos tiempos”. Luego de ello, se sumó al grupo Wilfredo Concha, un abogado joven, amigo nuestro, de Cusco, que se había quedado en Lima por la cuarentena.

El sábado 23 de mayo, se llevó a cabo el evento vía Meet con más de veinte participantes, hablamos de lo que más nos apasionaba; explicándoles el sentido de la labor profesional, al servicio de los demás; tal como decía san Josemaría sobre la santificación del trabajo: “La vocación al Opus Dei viene a confirmar todo eso; hasta el punto de que uno de los signos esenciales de esa vocación es precisamente vivir en el mundo y desempeñar allí un trabajo (…) Es decir, un trabajo que contribuya eficazmente a la edificación de la ciudad terrena —y que esté, por tanto, hecho con competencia y con espíritu de servicio— y a la consagración del mundo, y que, por tanto, sea santificador y santificado”.[3]

Después de ello, con la inesperada acogida que tuvimos, primero de cinco, luego de diez y luego de más de veinte personas, y las palabras de agradecimiento que nos llegaron de los participantes; decidimos continuar con esta aventura y nos propusimos llegar a alumnos de otras carreras y universidades de todo el país.

Los sábados siguientes, tuvimos la grata participación de nuestros primeros tres ponentes, el Ingeniero Sassarini, de la Universidad de Colorado (School of Mines, Golden, Colorado, Estados Unidos); el doctor Jorge Cardich, catedrático del Centro de Altos Estudios Nacionales (CAEN), y del doctor Roberto Saldaña, decano de Arquitectura en una prestigiosa universidad en Trujillo, quienes han colaborado desinteresadamente con este proyecto, movidos por nuestros mismos ideales. Cada sábado es una nueva experiencia, una nueva aventura, con nuestros ponentes y los jóvenes universitarios que participan con ansias de ser mejores.

En las últimas conferencias, hemos llegado a tener más de cuarenta asistentes de universidades particulares y nacionales de distintas carreras de todo el Perú, de Tumbes, Piura, Trujillo, Cusco, Chiclayo, Ayacucho, Arequipa y Lima. También hemos admitido al equipo Adviser Perú, a tres universitarios colaboradores muy talentosos que se ofrecieron a apoyar en este proyecto.

Ponencia del Dr. Jorge Cardich Pulgar. 6 de junio de 2020.

Desde el inicio de la cuarentena, Javier y Howard, junto a dos amigos más, venían asistiendo a charlas de formación que les daba sobre doctrina católica. Ahora, se han sumado a estas charlas de formación, dos de nuestros colaboradores del CEM “Adviser Perú” y cuatro amigos más que Javier ha traído y que asisten asiduamente a nuestras conferencias.

Desde que conocí el Opus Dei, cuando tenía 19 años, me fascinó el mensaje de san Josemaría sobre la santificación del estudio, del trabajo profesional y todas las actividades cotidianas de la vida; fortaleciendo, con visión sobrenatural, esas ilusiones nobles de servicio, que todo joven tienen cuando está en la universidad.

Y ahora mismo, me he dado cuenta, que la lucha diaria por vivir como verdaderos hijos de Dios, sujetándose a un plan de vida, a pesar de lo agitado que puede ser el día a día, me ha ayudado a conservar el espíritu y el corazón siempre joven, y a emprender un proyecto como “Adviser Perú” junto a personas maravillosas con el propósito de llegar a más personas a través de la amistad, el estudio de las humanidades y la tecnología.

[1] Camino. Punto Nro. 298. San Josemaría Escrivá de Balaguer.

[2] Camino. Punto Nro. 12. San Josemaría Escrivá de Balaguer.

[3] Conversaciones, 70